Le rompo la cara, marica

Le rompo la cara, marica

‘Amenazar, mentir y calumniar’: el lema que reemplaza al pasado ‘trabajar, trabajar y trabajar’.

18 de julio 2017 , 12:00 a.m.

Quise escribir sobre la supuesta amenaza del castrochavismo que se nos avecina y una nota sobre el impuesto a las bolsas de plástico. Sin embargo, se me atravesó el profe Uribe, de quien en la anterior columna afirmé, entre otras cosas: “No le digo expresidente, ni senador ni dotor, su camorrera actitud lo asemeja más al profe Hernán Darío el ‘Bolillo’ Gómez o a Pimentel que a un estadista”. Razón por la cual recibí más de 600 cartas, de las cuales la mitad eran amenazas o insultos.

Los colombianos tenemos una larga y oscura tradición de matoneo, pero últimamente, a partir de internet y sus redes sociales, e incluyo los foros de los periódicos, se ha acrecentado a niveles insospechados. Y en la política ha llegado a grados realmente inaceptables. Hay dos portales en internet, oiganoticias y el nodo, que se encargan profesionalmente de mentir, difamar, confundir y ‘emberracar’. Muy al estilo de José Obdulio y Fernando Londoño Hoyos. Sin embargo, como lo acaba de demostrar el profe Uribe, él es el mejor de todos y quizás el inspirador y promotor mayor del matoneo en Colombia.

Los colombianos tenemos una larga y oscura tradición de matoneo, pero últimamente, a partir de internet, se ha acrecentado a niveles insospechados

El matoneo en las redes y en los foros tiene tres promotores e inspiradores, cuyos nombres ya mencioné en el anterior párrafo. ‘Amenazar, mentir y calumniar’ son el nuevo lema que reemplaza al pasado ‘trabajar, trabajar y trabajar’ (por permanecer en el poder, agrego yo).

La política desde el Centro Democrático trae una explosiva mezcla de mentiras, amenazas y religión; y, parafraseando a Antonio Caballero, dicha mezcla puede ser buena política, pero huele un poco a mala fe. Los seguidores del profe le creen a pie juntillas todo lo que su mesías afirma, de ahí que su infame tildar a Samper Ospina de violador de niños pasa de ser una canallada a convertirse en una temible amenaza.

De una carta firmada por reconocidos periodistas de todos los medios, y de la que suscribo la totalidad, cito una pequeña parte del primer párrafo: “Es hora de que el expresidente Álvaro Uribe Vélez deje atrás la práctica sistemática de difamar, calumniar e injuriar a sus críticos como si no fuera un expresidente obligado a dar ejemplo, ni un ciudadano sujeto al Código Penal (...). Y es tiempo de que el expresidente esté a la altura del enorme poder del que ha venido abusando sin mayores consecuencias...”.

MAURICIO POMBO

Columnistas

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.