Petro y RCN

Petro y RCN

¿Cómo hará Petro para que los periodistas y los estudiantes le hagan solo preguntas que él quiera?

04 de marzo 2018 , 03:14 a.m.

El uso desproporcionado de la fuerza y la condena bajo el gobierno de Nicolás Maduro han impedido y hasta criminalizado la cobertura de los medios y la libertad de información. Se interrumpen las plataformas de difusión y se bloquean los sitios web informativos. Se atacan las sedes o le roban sus equipos al reportero. Se los recluye sin orden judicial en cárceles militares por rebelión, ultraje al centinela, menosprecio a las Fuerzas Armadas Nacionales de Venezuela y traición a la patria.

A los tuiteros se los detiene por retuitear mensajes críticos, por difamación e injuria. A los de Facebook se los persigue por incitar al odio y al terrorismo. A finales del 2017 habían salido del aire ocho canales de televisión, 49 emisoras –varias de ellas por no haber podido reponer equipos después de un robo– y 17 medios impresos por falta de papel periódico –únicamente importado a Venezuela por una empresa estatal–.

En fin. Sobran detalles para ilustrar que Venezuela es hoy, además de todos sus problemas de abastecimiento y brutalidad política y militar, un país silenciado.

Por eso produce tanto escozor un ejemplo del comportamiento del exalcalde Gustavo Petro durante un encuentro académico, que voy a transcribir a continuación.

Gustavo Petro insulta a estudianteGustavo Petro insulta a estudiante, al canal RCN y a Claudia Gurisati.
Gustavo Petro

Gustavo Petro.

Un estudiante se presenta: “Buenas tardes, exalcalde Petro; soy Samuel Gutiérrez. Quisiera hacerle 4 preguntas muy puntuales para que me conteste con un sí o un no. Se trata de dudas que tengo sobre su persona. La 1: ¿usted se arrepiente de haber sido parte del M-19? La 2: ¿Hoy por hoy, según Gustavo Petro, las Farc son un grupo terrorista? La 3: ¿Gustavo Petro aceptaría el apoyo de las Farc en su campaña presidencial? Y la 4: ¿En Venezuela hay una dictadura, sí o no?”. Preguntas totalmente normales por los antecedentes de este personaje-candidato, creo yo.

Pero a Petro no parecen gustarle. Se muestra incómodo y hasta enfadado. Para evadir su respuesta, resuelve embestir a un medio de comunicación: “¡Esas son preguntas a lo RCN!”, exclama. “Con el debido respeto, sí tenemos que hacer un esfuerzo, hermano, para que nuestro nivel intelectual no sea el de RCN. ¿Cierto?”. A lo que el estudiante lo increpa: “Se lo estoy diciendo con el mayor respeto, y usted me está irrespetando”. Y Petro le dice: “Es para que lo comprendasssss. Exactamente, esassss son las preguntassssss que me hace como candidato una periodista como Claudia Gurisatti o como Vicky Dávila. Sí llamo la atención ante los jóvenes, ante los muchachos y las muchachas, que tienen que ir más allá de RCN, y si no estamos perdidos. RCN es una manera de entender el mundo que corresponde a su propietario, uno de los hombres más ricos de Colombia. Y no porque sea hombre o porque sea rico... (inaudible), sino que hay que entender que lo que uno ve ahí es imágenes y conceptos políticos e ideológicos en toda su programación que corresponden a la visión de un hombre muy rico acerca de la sociedad colombiana”. El estudiante: “Alcalde, yo no veo RCN”. Petro: “No es que tengassss que ver RCN, sino que RCN difunde una cultura”. El estudiante: “¿Me podría responder?”. Petro: “Despuéssss”.

¿Si Petro es así como candidato, y eventualmente es elegido Presidente, cómo hará para que los periodistas y los estudiantes le hagan solo las preguntas que él quiera que le hagan? ¿Se dedicará a estigmatizar, como a Claudia y a Vicky, ante sus adeptos a periodistas que considere incómodos? ¿Realmente creerá que por ser hombre y por ser rico, el dueño de RCN está adoctrinando estudiantes para que le pregunten determinadas cosas que lo incomoden? Por menos se inició la cerrazón de medios en Venezuela.

El canal RCN es un activo nacional. Su línea editorial me gusta. No es gobiernista. Pero por cosas de la vida, en su programación se ha dejado coger ventaja de la competencia. Atraviesa en la actualidad una dura crisis financiera y de ‘rating’, y se espera que la presencia de José Roberto Arango, arreglador profesional de embrollos empresariales, traiga ideas nuevas al canal para sortear un mal momento.

A RCN hay que apoyarlo para que, en aras de la pluralidad informativa, salga adelante y se fortalezca, y no que fracase. Para que siga informando con plenas garantías de libertades democráticas, en lugar de cerrarlo.

Pero las insinuaciones que hace Gustavo Petro con nombre propio... asustan.

Entre tanto… El encarcelamiento durante cuatro años y pico del exministro Diego Palacios es prueba de que la justicia colombiana es selectiva y errática.

MARÍA ISABEL RUEDA

Columnistas

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.