Acuerdo sobre la nata

Acuerdo sobre la nata

Fajardo, Robledo Y López pactan sus acuerdos programáticos.

07 de enero 2018 , 01:32 a.m.

A medida que avance la campaña presidencial, iremos analizando uno por uno los programas de los candidatos. Hoy quiero comenzar con las bases programáticas de la llamada Coalición Colombia, que agrupa a Sergio Fajardo con Claudia López y Jorge Enrique Robledo. Con el senador del Polo periódicamente polemizamos, civilizada y calmadamente, sobre lo habido y por haber. Espero durante esta campaña conservar ese privilegio.

De entrada, el programa nos anuncia que esta coalición va a romper con las prácticas perversas en política y con la polarización social, el clientelismo y la impunidad. Y prometen ser una alternativa independiente para solucionar los problemas sociales, ambientales, económicos, consolidar la paz, el progreso y la justicia. Nada que no diga cualquier programa presidencial y que no se sitúe en el Parnaso. Pero quise ver si era una declaración no solo de aspiraciones universales y atemporales, sino que podría tener un valor agregado que justificara su diferencia en lo político. O sea, si el programa, además del qué, tiene el cómo. Esto fue lo que encontré.

La esperanza se escribe con E de educación. Todos los niños deben ser amados y deseados. La salud es un derecho fundamental. Hay que promover hábitos saludables y prevención de la enfermedad. Reducir la pobreza y la desigualdad con ayuda de más subsidios del Gobierno. Crear empleo de calidad. Goce de derechos para mujeres, indígenas, afros, LGBTI y población vulnerable –no hablan de goce para los discapacitados, con ellos son excluyentes–. Para las mujeres, una promesa, caramba, especial: “institucionalización y transversalización de las políticas”.

Defender el agua, el crecimiento verde y la educación ambiental. (Qué dirán los narcos sobre este sueño verde...). Agro moderno, inserción al mercado de las regiones apartadas.

Transporte: visionarios. Prometen desarrollo de un sistema integrado y –palabra muy de moda– multimodal. Cultura y turismo como motores del desarrollo. Pioneros. Deporte en los colegios como política de salud y convivencia. Innovadores.

Un país que continúe los esfuerzos para mejorar la seguridad, respetando derechos humanos. Audaces. Combatir el crimen organizado, mejorar la seguridad urbana, y promover la cultura de la legalidad. Intrépidos. Y ni hablar de asegurar la sostenibilidad financiera del sector. A nadie se le había ocurrido.

Y sigue. Adelantar las reformas que el país necesita. Voto. Ni un peso por el voto. Voto. Justicia rápida y eficaz. Voto. El que la hace la paga. Voto. Estado y funcionarios transparentes. Voto. ¡No más ‘mermelada’! Voto. La salud siempre debe estar por encima del lucro y la corrupción. Voto. Muchos ojos y pocas manos en la contratación estatal. Voto. Posesionar a maestros y maestras como protagonistas, jornada única nacional. Voto. Desarrollar programas pedagógicos de cultura de la legalidad. Voto. Educación como derecho y no como privilegio. Voto. Atención integral para la niñez de cero a cinco años –(me quedo con el de la actual Primera Dama, que es de 0 a siempre)–. Mejores condiciones para las madres comunitarias. Voto. Reducción de embarazo en la adolescencia y programas culturales y científicos para la juventud. Voto. Impulso a la tecnología cerrando brechas entre las regiones. (Habrá que reclamarle a este Gobierno la plata que sacó de ahí para mandar para el posconflicto). Gratuidad de la educación hasta la universidad pública, mayor cobertura y menor déficit financiero. Voto. Poner a flote la economía colombiana. Voto. Voto. Apoyar cadenas productivas. Reducir los trámites innecesarios. Incentivar la productividad y competitividad. Voto y voto.

Así, en la nata, Fajardo y Robledo pactan sus acuerdos programáticos. Que como provienen de dos personas tan absolutamente opuestas en el espectro ideológico, solo lograron presentarle al país un acuerdo sobre lo mínimo en que pueden están de acuerdo para pactar una coalición en la que, por razones ideológicas, no se pisen las mangueras en temas como apertura, impuestos, reforma agraria, propiedad privada, rol de los empresarios como protagonistas del empleo, tamaño del Estado y Mao. Y como lo único que puede surgir de un ejercicio semejante no puede ser sino obviedades, nadie puede estar en desacuerdo con lo que acabo de enumerar.

Entre tanto… Consulte aquí el programa completo de Coalición Colombia.

MARÍA ISABEL RUEDA

Columnistas

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.