Falsa alarma

Falsa alarma

Mi corazón da golpes como el palo tacatactaca, q terco este apego a vivir.

17 de enero 2018 , 11:44 p.m.

(Tal como salió, con errores gramaticales y de todas clases, durante el vuelo 09 de Avianca, el 9 de enero):

vuelo a Bogotá dese Miami con mi gato debajo del asiento no puedocorregir ahora loqescribo ni mi destino. Se sintió un ruido fuerte dentro dela cabina, hay algonque suena como un palo pegandonx contra el casco de este aparato inverosímil. Delante de mí viaja un señor mayor con mucha calma ha dicho. creo que se reventó un motor, sí, perdimos un motor. apenas media hora de vuelo. Pero el avión sigue normal solo que se oye ese palo pegando;no nos dicen nada todavía, vengo leyendo un libro sobre la historia de Ámsterdam, un episodio árido sobre la bolsa de valores, la primera de la historia. El avión cambiade rumbo miro al señor mayor me reconforta su serenidad, dice, estamos cambiando de rumbo dbe ser que vamos a bajar; el piloto hablando vamos para la Habana. Sí, dixe el señor, con un motor llegamos. qué ojos dulces tiene. me parece indigno invocar a dios ahora, siemto que no merezco ninsiquiera rezar, no servirá para mi suerte. Y sihoy es?. Así es Margarita que se mata uno. Morirse no está en el futuro, e s este ya inminente. La muerte ocurre ahora, en eñ presente, siempre parecerá demasiado prontoestamos volandonen una nube blanca no se ve nada, y si elotrl motor se funde?; ahora mismo respiro muy rápido mi corazón da golpes como el palo tacatactaca, q terco este apego a vivir, mi corazón inssiste en latir, y ahora con más desespero,con delirio , aún con la partida perdida.. supongo q esa energía será libersada y se expresará en otra cosa, dará vida a otra cosa que no soy yo ,es dios alguien capaz d acordarse de algo tan artificial como un yo?dios nopuede nombrarse, el yo pone nombres porq nosabe quedarse vacío; cómo más disimula el vértigo q está detrás de todo lo que hacemos; ser lo fue todo y nada ,probable q todo se funda a negro, será rápido un totazo y ya. Me resisto a creer qu moriré hoy,creo q es imposiblepor eso se inventan el alma los hombres, esta concienci de que no seré ya nunca es inconcebible más ahora. decido concentrarme en el libro vuelvo a leer unos pasajes sobre un señor Dirck van Os un empresario gran negociante; negociar , esa actividad mezquina ; ahora no haybnegocio posible. la deuda se paga toda de unsolo golpe; vweo una sra dándose la bendición; raro bendecirse trazando una cruz de tortura en el pecho.Y elamor qué ? será estia ternura que se opone almiedo? esto q sient por este animalpreciso ahora preciso ya?

MARGARITA ROSA DE FRANCISCO

MÁS COLUMNAS

Columnistas

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.