#SíAmbiental

#SíAmbiental

¿Cómo restituir las heridas sobre la vida humana y la no humana, y volver a conectar el territorio?

01 de septiembre 2016 , 06:36 p.m.

Está frente a nosotros el extenso territorio de la paz. Digo mejor: el extenso territorio liberado de la guerra, donde podemos construir la paz. Es el desafío más grande, peligroso y magnífico que ha tenido Colombia desde su fundación como República. ¿Qué hacer allí? ¿Cómo restituir las heridas sobre la vida humana y la no humana, y volver a conectar el territorio?

El desafío es peligroso debido a que la tentación de la guerra palpita entre nosotros como una manera de ser que acabó convirtiéndose en costumbre. Ahora resulta que nos da miedo perdonar y dar el salto hacia la normalidad de la República. El desafío es peligroso porque podemos fallar en la reconstrucción. Y si el cáncer del conflicto no queda bien extirpado, podremos volver a enfermar. ¡Non fuyades! El desafío es magnífico porque al ser este país tan joven y haber vivido tanto tiempo enfermo, podemos volver a pensarlo casi de cero.

La clave es el territorio. Por eso el ambientalismo, alrededor de la paz territorial, ha decidido invitar a votar en favor del plebiscito. #SíAmbiental. La fecha del 2 de octubre es crucial para el futuro.

El escenario deseado de la paz nos obliga como sociedad a fortalecer una democracia pluralista y participativa para construir una agenda ambiental y social. Alineada con las agendas globales: la Agenda 2030 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y el Acuerdo de París, que empieza en el 2020.

A implementar una novedosa paz territorial, basada en aprendizajes derivados de procesos locales participativos y del reconocimiento de la deuda y los pasivos ambientales. Procesos de innovación social para construir nuevos pactos que nos permitan ordenar cada territorio. Acceso al agua, en la cantidad y calidad que necesitamos para existir; resiliencia climática, seguridad, soberanía y autonomía alimentarias; identidad, entendida como el sentido de pertenencia de las comunidades con los territorios. Educación para la sostenibilidad como motor de las transformaciones que requiere la nueva sociedad.

Quiso el destino que yo escribiera esta columna en mi alma mater, la Escuela Naval de Cadetes. Amanezco aquí en el segundo día de la nueva República. Los oficiales están confiados y seguros. La Universidad del mar y de la paz. Doy fe de que esta mañana, en el oasis, cantaron los pájaros con inédita algarabía.


Manuel Guzmán Hennessey
@GuzmanHennessey

MÁS COLUMNAS

Columnistas

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA