El mar adentro

El mar adentro

El cambio climático amenaza la economía, y con ello se reduce la posibilidad de atender desastres.

15 de septiembre 2017 , 12:00 a.m.

Lo que acabamos de ver en el Caribe puede volver a suceder: islas arrasadas por un huracán, el mar en el centro de Miami, enormes pérdidas económicas y humanas. Conocer la realidad es lo primero: saber en qué nuevo mundo vivimos, y qué territorio habitarán los que nacen por estos años.

¿Podemos hacer algo? Sí: actuar para prevenir. Pero actuar ya, adaptando los territorios y protegiendo a las poblaciones mediante políticas públicas responsables, que minimicen los riesgos. La primera evidencia que hoy nos muestra la realidad es que la temperatura promedio del país ha aumentado en 0,8 ºC entre 1971 y 2015 (Ideam, 2017). Se derriten nuestros glaciares y aumenta el nivel del mar, y con ello la vulnerabilidad de las zonas costeras. En Colombia se perderán 5.043 hectáreas de costas antes de 2040, 12.827 antes de 2070 y 23.070 antes de 2100.

Se derriten nuestros glaciares y aumenta el nivel del mar, y con ello la vulnerabilidad de las zonas costeras

Esta precisión de datos es el resultado de un ejercicio científico, no de futurismo alarmista. Invito a ver la página del Ideam (http://www.cambioclimatico.gov.co/3ra-comunicacion-cambio-climatico) para saber en qué nuevo país vivimos. Los alcaldes tienen aquí la información necesaria para formular sus planes de adaptación. Es su obligación. Todos los municipios están en riesgo, pero 119 registran alto riesgo: seguridad alimentaria, abastecimiento de agua, vulnerabilidad de las infraestructuras. No estoy hablando de un problema ambiental. Según datos del Ideam, en los 20 departamentos con mayor riesgo se concentra el 69 % del PIB nacional de 2016.

De manera que el cambio climático amenaza la estabilidad de la economía, y con ello se reduce la posibilidad de atender los desastres. Hoy, cuando aún es posible asignar prioridades relacionadas con la prevención de estos riesgos, lo que se espera del Estado es que mejore los presupuestos de ciencia y gestión preventiva. Lo que vemos es, desafortunadamente, lo contrario. El Ideam, por ejemplo, tendrá en 2018, 25 % menos plata que en 2017. Y el Ministerio de Ambiente, por ahí. La Academia de Ciencias ha invitado al presidente Santos a conversar sobre el tema. Ojalá vaya, pues el ministro de Hacienda parece que no pudo.

Vuelvo al mar: las regiones más vulnerables, nuestras costas, son las que presentan menor capacidad adaptativa para enfrentar los riesgos.

Otrosí: la obra de Savdié, expuesta en la Universidad del Rosario, merece ser apreciada.

MANUEL GUZMÁN HENNESSEY

Columnistas

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.