La justicia, en camilla

La justicia, en camilla

Estamos jo..., porque aquí la honestidad está en camilla y la corrupción maneja la ambulancia. ¿Qué tal la mafia con los dineros del Soat?

05 de agosto 2016 , 06:16 p.m.

Estamos jo... porque en este país la corrupción es el enemigo público número uno, de pronto más que las guerrillas. Y es que mucha gente confunde moral con morral.

Estamos jo..., cuando vemos las mafias de la salud y de los refrigerios escolares. ¿Recuerdan a la mujer de Aguachica, en la fundación Sagrado Corazón de Jesús en vos confío, que si me dan mi patacón, no me salga frío? Y que si trae carne desmechada, no esté dañada. Pero solo los hacían posar para la foto, se los quitaban y los niños se retiraban a bostezar e imagino que a estudiar lecciones de ética.

Estamos jo..., porque aquí la honestidad está en camilla y la corrupción maneja la ambulancia. ¿Qué tal la mafia con los dineros del Soat? Según denuncias y testimonios, cuando alguien tiene la mala suerte de sufrir un accidente de tránsito, en medio de la angustia, el dolor y drama, llega la ambulancia, huuuuuu, pero algunos paramédicos y conductores vienen inyectados por las IPS con el medicamento coimametamina, que es un relajante de conciencia.

Y se pelean al herido como buitres. Así esté a dos cuadras de una clínica, se lo pueden llevar al otro extremo de la ciudad, a la clínica dueña de la ambulancia, sin importarles el dolor del accidentado, ni la tragedia familiar. Ellos, medicados con coimametamina de 300.000, creen que cuando el herido grita ayayayai, ayayayai, va entonando el galerón llanero. Miserables indolentes.

Y miserables los dueños y directivos de esos centros médicos que armaron un cartel con el Soat, con los tratamientos y las hospitalizaciones. Según dijo un doctor amigo, él sí honesto y estudioso, detrás también está un negocio con los “fierros”. Pues es grande también el negocio con tornillos, platinos, huesos y demás que le ponen al fracturado. Y están la operación, tratamientos, hospitalización, terapias. En fin, millones y millones.

Se denuncia que inclusive cobran por operaciones no realizadas. Y dizque hay muertos de por medio. Aparte de los muertos de la risa, pues como la justicia también está en camilla, no pasa nada. Estamos jo... Pero, además, no les importa que las ambulancias van huuuuu, dispersando un tráfico caótico, que ya no les cree, sino que en urgencias de esos centros médicos habrá otros heridos y gente que se retuerce y hace caras como político del “no pero sí” en el plebiscito, y no son atendidas. ¡Qué dolor!

Y como dijo ayer Juan Gossaín en este diario, no hemos visto lo peor. Eso de que “no hay agenda”, o no hay drogas, ya es normal. De que las citas, sean a tres meses, es normal. Pero, denuncia Juan que en Cartagena hay más de cien niños muriendo de cáncer, a los que no les han practicado ni un solo examen. Tocará que finjan un accidente, así sea en bicicleta, a ver si los llevan al hospital. Mejor no porque eso es trampa, pensará un niño desde su sana conciencia.

Aquí, querido lector, no tengo humor. Me dan es ganas de llorar por los niños, por todos los enfermos, por la desgracia de país de “corrompíos”, como dicen en Suaita. Y porque mientras los dirigentes pelean por política, por odios, muchos se matan por la rapiña de los dineros de la salud, a costa de la gente.

Algo urgente se tiene que hacer. Debemos tener todos el valor de denunciar. Y por lo pronto, me aferro a la esperanza en el nuevo fiscal general, Néstor Humberto Martínez, quien ha demostrado en su vida ser serio, probo y humano. En su posesión prometió más cárcel y menos gabelas para los corruptos. Por favor, mano dura con las mafias de guante blanco, que deben ir a jaulas, con sirena todo el día. El país le agradecerá prontos resultados, porque no podemos seguir en que de 56.000 denuncias de corrupción al año, solo 400 ‘corrompíos’ pagan tres años… Mucha suerte, porque estamos jo...


Luis Noé Ochoa
luioch@eltiempo.com

Columnistas

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA