El ejemplo de la Selección

El ejemplo de la Selección

Tenemos que llenar los estadios para derrotar al Atlético Corrupteiro, que nos juega sucio a todos.

14 de octubre 2017 , 12:00 a.m.

Sí, sí, Colombia, comeremos ensalada rusa. El sábado dije que Rusia estaba a 90 minutos. La raza, el coraje y los huevos –afirmó James Rodríguez– de nuestros jugadores y el planteamiento perfecto del técnico Pékerman, otro colombiano más, nos llevan al Mundial.

Vi lágrimas de felicidad, vi esa alegría de triunfo de un país entero, abrazos de orgullo nacional; esa unión de “lo logramos”, de “sí se pudo, carajo”. Noté ese sentimiento de país que goza por lo que nos beneficia a todos, porque la clasificación a un mundial es vitamina A, de ánimo, que, como el viagra, nos reanima en medio de las penas. Todo se reactiva: la economía, la productividad, el turismo, el deporte, el patriotismo. Es un sentimiento indescriptible.

Entonces, ya secadas las lágrimas emotivas, piensa uno: ¿por qué diablos en las demás cosas que nos tocan a todos no nos podemos unir? Pienso en la paz. Nuestro técnico, Juampakerman, nos clasificó. Y debimos habernos abrazado y llorado de alegría porque se acababan las Farc, que nos tenían en la clasificación de los más violentos, y porque se salvan vidas, se puede progresar, se reactiva todo, sin viagra. Pero a los del Deportivo Centro Democrático no les gustó. Alegan que el partido estaba arreglado. Que ese no era el equipo, que entregamos el campo de juego, que las Farc nos golearon.

El ejemplo de unión con la Selección, que se repuso de la derrota contra Paraguay, a la que le enviamos miles de mensajes, es clave. Así deberíamos ser en todos los ‘partidos definitivos’

Olvidan que ellos jugaron parecido antes, que aquí, en cambio, hubo unas reglas de juego que aprobó nuestra Fifa, la Corte Constitucional. Y que han pasado por el Congreso, que representa al jugador número 12, el ciudadano, y que nuestro DT, Juampakerman, fue elegido para hacer la paz. Además, que casi todos los reparos al referendo se atendieron.

Ahí vamos. El señor Fiscal –que tenía reparos–, el Gobierno y las Farc se jugaron un amistoso y llegaron a valiosos acuerdos, como debe ser, sin tirar a partir al otro. Y la Corte dejó en firme la JEP. Quedamos a la espera de justicia restaurativa, de verdad y reparación. Hay que tener fe en que la JEP represente bien a las víctimas.

Ya la Corte Constitucional advirtió que los próximos tres gobiernos estarán obligados a cumplir el acuerdo de La Habana. Eso quiere decir que la palomita queda con chaleco antibabas.

Sin embargo, el antiguo director técnico, el puntero derecho ‘Trizas’, dijo: “El blindaje de los acuerdos de ‘la Far’ es un seguro de destrucción democrática”. Triste posición. ¿No reconocen la institucionalidad? Es aquí donde uno quisiera que, sin dejar de hacer observaciones respetuosas y oposición seria, los odios y los intereses políticos no impidieran el juego limpio. El país primero. Ojalá todos nos pongamos la camiseta de Colombia.

El ejemplo de unión con la Selección, que se repuso de la derrota contra Paraguay, a la que le enviamos miles de mensajes, es clave. Así deberíamos ser en todos los ‘partidos definitivos’. Por ejemplo, tenemos que llenar todos los estadios nacionales, vestidos con la tricolor, para derrotar al Atlético Corrupteiro, que nos juega sucio a todos. Es un equipo peligroso, que forma 4-4-2-1, pero en billones. Qué triste narración: Moreno para Bustos, este para Ricaurte, Ricaurte para ‘Ñoño, este de taquito para Besaile, y gol, gol, gol contra Colombia, mi patria querida. Y silencio en la tribuna. No acuso a nadie, pues la justicia dará el pitazo final. Casi pongo pitazo con u. Dios y el papa Francisco me amparen.

Se necesita unión. Que se denuncie cuando se vea que alguien está jugando sucio, porque los goleados somos todos.

LUIS NOÉ OCHOA
luioch@eltiempo.com

Columnistas

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA