No estamos solos

No estamos solos

Para el Papa, en primer lugar estuvieron los niños, los jóvenes, las víctimas, los enfermos.

16 de septiembre 2017 , 12:00 a.m.

Con su visita, con sus mensajes, el papa Francisco le dio claro espaldarazo a la búsqueda de la paz, una paz que comienza a consolidarse después de cinco décadas de violencia fratricida. “Quise venir hasta aquí para decirles que no están solos en el camino hacia la reconciliación. Los pasos dados hacen crecer la esperanza, en la convicción de que la búsqueda de la paz es un trabajo siempre abierto, es una tarea que no da tregua y que exige el compromiso de todos”, dijo el Papa, quien fue aclamado por millones de colombianos.

En la historia del país, ningún personaje había merecido semejante acogida. Ni la lluvia ni el cansancio redujeron las muchedumbres que siguieron al Papa a lo largo de sus recorridos. La visita del jefe máximo de la Iglesia católica, después de meses de mucho dolor y de muchas vergüenzas –porque la corrupción, que se extiende como un cáncer, invadió las altas cortes–, fue como un bálsamo que nos ayudó a recuperar la fe y la esperanza. Por eso, durante los 5 días que estuvo Francisco en el país los colombianos no hicimos más que atender sus consejos y sus llamadas de atención.

Como el Papa sabe que en Colombia abunda la inequidad social, en el parque Simón Bolívar censuró “las tinieblas corruptoras de los intereses personales que consumen de manera egoísta y desaforada lo que está destinado para el bien de todos”. Dijo que era inaplazable resolver las causas estructurales de la pobreza, y agregó: “No olvidemos que la inequidad es la raíz de los males sociales”.

Su invitación final fue: perdonar, dejar atrás la venganza y reconciliarnos para hacer posible una nueva Colombia

Para el Papa, en primer lugar estuvieron los niños, los jóvenes, las víctimas, los enfermos. Muchas veces, durante sus recorridos, dejó la alfombra roja para acercarse a ellos, abrazarlos y bendecirlos. Cuando llegó a la Nunciatura, en donde se alojó, niños y jóvenes del Idiprón –entidad que fundó el padre Javier de Nicoló para ayudarlos a salir de la droga– lo recibieron con danzas y canciones. Y el niño Brayan Rincón, luego de abrazarlo, le entregó una ruana tejida por ellos. El Papa la agradeció, se la puso y les dijo: “Gracias por la valentía, gracias por el coraje. No se dejen robar la alegría, no se dejen robar la esperanza”.

Se podría decir que ese recibimiento, sin protocolo, marcó el tono de la visita papal. En medio de enorme entusiasmo, ese personaje, famoso en el mundo, estuvo siempre al alcance de todos, sin ceremonias, sin reverencias. Con su habitual tono conciliador, el Papa se dirigió a 22.000 jóvenes que lo esperaron en la plaza de Bolívar. Los invitó a soñar en grande y repitió: “no se dejen engañar”.

En el Palacio Arzobispal les dijo a los obispos: “Ustedes no son técnicos ni políticos. Ustedes son pastores”. En medio de tanto purpurado sobresalían la personalidad, el carisma, la sencillez, la calidad humana del papa Francisco. “¿Por qué este peregrino de la fe convoca tanto fervor en el país?”, se preguntó Alfredo Molano en El Espectador. Y él mismo responde: “Porque destapó la fe en la paz, acorralada por la violencia. Toda su prédica está teñida de esa tonalidad: vino a sellar la paz”. A eso vino, y dijo además: “La paz nos impulsa a ser más grandes que nosotros mismos”.

En Bogotá rezó ante la Virgen de Chiquinquirá. En Villavicencio beatificó a dos sacerdotes mártires: Emilio Jaramillo y Pedro M. Ramírez, y oró ante el mutilado Cristo de Bojayá. En Medellín, la ciudad más católica, rezó con todos. Y en Cartagena lo hizo ante las reliquias de san Pedro Claver.

Todo esto se sabía, pero no sobra recordarlo. Su invitación final fue: perdonar, dejar atrás la venganza y reconciliarnos para hacer posible una nueva Colombia.

LUCY NIETO DE SAMPER
lucynietods@gmail.com

Columnistas

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA