Patria Boba

Patria Boba

La discusión interminable sobre la paz no permite dejar la guerra definitivamente atrás.

01 de octubre 2017 , 02:37 a.m.

La dramática coyuntura que hoy vive España, enfrentada a la rebelión de Cataluña, encierra una lección que no debería ser ignorada en un país como Colombia, donde nadie parece estar de acuerdo en nada.

Como si no fueran suficientes los casi setenta años de guerra, declarada o no, que hemos vivido desde el fatídico día del asesinato de Jorge Eliécer Gaitán, el papa Francisco nos recordó, durante su reciente y aleccionadora visita, lo que han significado nuestras disputas internas desde el nacimiento de la república, cuando la nación todavía balbuciente “tuvo 16 presidentes y pagó caro sus divisiones” durante la época de la Patria Boba.

¿Cuántos colombianos podrían recitar los nombres de esos 16 presidentes? Seguramente muchos recordarán a Nariño, pero no a José Miguel Pey; a Camilo Torres, pero no a Miguel de Pombo; a Jorge Tadeo Lozano, pero no a Pedro Groot; a Caldas, pero no a Manuel Benito de Castro.

Es posible que para algunos no sea fácil ni siquiera señalar exactamente las fechas de ese período en el que los líderes de la insurgencia contra la corona española se enfrentaron entre sí y no solo conformaron distintas juntas de gobierno, sino dos repúblicas, una centralista y otra federalista, tristemente efímeras, mientras en el horizonte del océano se perfilaba la amenazante flota de guerra comandada por Pablo Morillo, que anunciaba la reconquista y el Régimen del Terror.

Aunque en la actualidad no existe una amenaza exterior comparable a la que destruyó la primera república, ni las diferencias que hoy dividen a los colombianos pueden compararse con el profundo cisma que está poniendo en peligro la unidad española, no hay que desdeñar los riesgos que entraña la enconada y creciente disputa que se está escenificando en nuestro territorio.

Sin ir tan atrás como 1830, el año en el que se disolvió la Gran Colombia, ni siquiera a los tiempos de las guerras civiles en las cuales estuvo en juego la unidad nacional, como la de 1859 a 1862 y la de los Mil Días, o al año de 1903, fecha de la separación de Panamá, es bueno recordar que el fantasma de la secesión ha aparecido más veces en nuestra historia, incluso en épocas recientes: lo hizo en 1918 en Barranquilla, donde se llegó a enarbolar la bandera de la “república independiente del Caribe”, y en la década de 1960 en San Andrés, donde surgió un movimiento independentista en respuesta al abandono del archipiélago por el Gobierno central.

En otras regiones, como Antioquia, existe desde hace largo tiempo una propensión autonomista que se ha llegado a expresar en intentos separatistas, aunque estos no han llegado a mayores. Es de suponer que el sentimiento colombiano sigue prevaleciendo allí como en el resto del país y que las confrontaciones que persisten no llegarán al extremo de fragmentar el territorio. Pero la disputa que actualmente enfrenta casi por mitades a nuestros compatriotas en relación con los acuerdos de paz puede tener consecuencias trágicas, como las de la Patria Boba.

Prácticamente en vísperas de una elección presidencial cuya importancia no es necesario destacar, lo menos que deberían hacer los aspirantes a gobernar a Colombia a partir de 2018 sería ofrecer soluciones de los grandes problemas que sufre a diario el ciudadano común, como los de la salud, la educación, la vivienda y la satisfacción de las necesidades básicas –aspiración lejana para quienes continúan en la pobreza o carecen de empleo–, en lugar de agudizar las diferencias sobre la forma de dejar la guerra atrás. Los que así actúan no han asimilado todavía, al parecer, la sentencia de Santayana: “Quien olvida la historia está condenado a repetirla”.

LEOPOLDO VILLAR BORDA

Columnistas

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA