El consenso de Beijing

El consenso de Beijing

La potencia asiática ha dado pasos gigantes para relevar a los poderes que han dominado al mundo.

04 de diciembre 2017 , 12:24 a.m.

Hace dos meses largos, cuando los alemanes se aprestaban a elegir un nuevo Congreso o Bundestag –el que, a su vez, reelegiría a la canciller Ángela Merkel por cuarta vez consecutiva–, era difícil prever que después de los comicios la primera potencia europea se sumiría en una parálisis política. La Unión Demócrata Cristiana (CDU), el partido de Merkel, triunfó de nuevo en esa elección, pero, como lo dijo la propia canciller, habría deseado “un resultado mejor”.

Con el 33 por ciento de los votos, no alcanzó la mayoría necesaria para formar gobierno ni logró hacerlo en unión con otros partidos, por diferencias insuperables con varios de ellos. Además, la neonazi Alternativa para Alemania se convirtió en la tercera fuerza parlamentaria, después de la CDU y el Partido Socialdemócrata, el de Willy Brandt y Gerhard Schroeder, que hace rato perdió preponderancia en la política alemana.

El hecho de que Alemania esté sin gobierno desde el 24 de septiembre, cuando se realizaron las elecciones, no es el único síntoma de la crisis que asedia a las democracias europeas, enfrentadas a un creciente desempleo y una fuerte presión social derivada de la inmigración masiva desde África y el Medio Oriente. En buena parte, estos problemas fueron la causa directa del revés relativo que sufrieron los partidos mayoritarios alemanes y del ascenso del extremismo de derecha, estimulado sobre todo por el rechazo ciudadano a la inmigración.

El descontento de los alemanes con su gobierno no es un fenómeno aislado, como se ha visto en otros procesos electorales celebrados en tiempos recientes en el Viejo Continente. Tampoco está desconectado del revolcón político ocurrido hace un año en los Estados Unidos, generado por un sentimiento parecido. Todos estos hechos están poniendo en entredicho la victoria final de la democracia liberal y los valores de Occidente, que llevó a Francis Fukuyama a sentenciar, hace casi treinta años, que había llegado “el final de la historia”.

En 1989 no era posible imaginar los traumáticos acontecimientos ocurridos desde entonces en el mundo, que han reflejado claramente la fragilidad del orden internacional: entre ellos, las guerras de Irak y Afganistán; las revoluciones del Medio Oriente; la involución de la Unión Europea; el ‘brexit’; la llegada de un presidente impredecible al mando de la primera potencia de Occidente y, lo que es peor, el retorno de los extremismos, sobre todo de derecha, en países que creían haberlos superado, como Alemania.

Tampoco habría sido posible imaginar entonces que China sobrepasaría a Europa y a los Estados Unidos para convertirse en el primer protagonista del escenario mundial. El fenómeno chino, uno de los más fascinantes del nuevo siglo, está ocurriendo mientras las grandes democracias occidentales muestran señales de deterioro y empiezan a dejar atrás sus tiempos de prosperidad. Es tal la fuerza de esta transformación que algunos países ya están tratando de replicar las fórmulas que permitieron a la que fue la segunda potencia comunista del planeta transformarse en el nuevo motor de la economía mundial.

Aludiendo a este fenómeno, la revista ‘Spiegel’, de Berlín, uno de los medios periodísticos más influyentes de Europa, afirmó recientemente que el consenso de Washington, el conjunto de fórmulas de política económica aplicadas durante los últimos treinta años en los países en desarrollo bajo la orientación del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, está siendo reemplazado por el consenso de Beijing, que China lleva adelante en sus relaciones cada día más estrechas con el Tercer Mundo. En solo unas pocas décadas, la potencia asiática ha dado unos pasos de gigante para relevar a los poderes que han dominado al mundo durante dos siglos.

LEOPOLDO VILLAR BORDA

Columnistas

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA