Cisma colombiano

Cisma colombiano

Ni las guerras civiles crearon una división entre católicos como la generada por la paz con las Farc

01 de agosto 2017 , 12:00 a.m.

Lo que menos debieron imaginar los negociadores de la paz en La Habana es que los acuerdos que lograron fueran a precipitar un cisma en la Iglesia católica colombiana. Así como ellos no podrían haber previsto esta inesperada consecuencia, seguramente ningún católico consciente habría imaginado hace unos meses que los promotores del cisma se levantarían ya no solo contra sus obispos, sino contra el propio papa Francisco. Y menos aún, que lo harían en vísperas de una visita de tanto significado como la que el pontífice hará próximamente al país.

Pero, como la realidad supera la ficción, lo que no alcanzaron a producir las guerras civiles ni las disputas con el Estado Vaticano por el concordato lo ha logrado José Galat, el presidente de la Universidad La Gran Colombia y director del canal Teleamiga, autoerigido en jefe de la primera rebelión católica contra el Papa que se produce en Colombia.

Son conocidas de vieja data las actitudes fundamentalistas de Galat, por lo que no sorprenden sus declaraciones contra las acciones progresistas del pontífice romano. Proferidas en forma individual no merecerían que se les dedicara tiempo y espacio. Pero es inevitable hacerlo porque cuando habla, lo hace investido de una la autoridad que, así él se la haya atribuido a sí mismo, le confiere su posición directiva en una institución de educación superior.

Para quienes sintonizan ese espacio no queda duda sobre la simbiosis que existe entre el uribismo y el fanatismo de Galat

Por su tono crecientemente agresivo, parece que no fuera consciente del peso que sus palabras pueden tener, por ejemplo, para los estudiantes de su universidad. Más aún porque sus últimas andanadas ya no tienen solo un origen de supuesta naturaleza religiosa, sino también abiertamente político.

Lo que parece haber llenado la copa para Galat fue el apoyo del papa Francisco a la paz en Colombia. Por esto no es de extrañar que una de las voces que más eco encuentran en su canal, y especialmente en su programa 'Un café con Galat', sea la de Álvaro Uribe Vélez. Para quienes sintonizan ese espacio no queda duda sobre la simbiosis que existe entre el uribismo y el fanatismo de Galat. Pero el peso del cisma ha caído exclusivamente sobre los hombros del segundo porque Uribe, con su característica estrategia de no dar la cara cuando no le conviene, no se ha unido abiertamente a los ataques al Papa.

Lo malo es que esos ataques ya están haciendo mella en la Colombia profunda, donde la fe católica echó raíces hace más de medio milenio y todavía congrega a una gran parte de la población. En consecuencia, a las trincheras mentales contra los acuerdos de paz construidas por los constantes mensajes del uribismo se agrega ahora la carga de profundidad lanzada desde un espacio de televisión, que se autocalifica de cristiano, contra lo que siempre pareció indestructible: la fidelidad de los católicos a su Iglesia.

Sería interesante que los encuestadores midieran el efecto combinado que han tenido sobre la opinión de los colombianos estas acciones simultáneas de la derecha política y el fundamentalismo religioso, que tienen otros notables exponentes en la vida pública y reúnen más seguidores de lo que se podría suponer. Así tendríamos una señal anticipada de lo que serán las elecciones del 2018, en las que, sin duda, estará en juego lo que esos sectores llaman “la entrega del país a las Farc”.

LEOPOLDO VILLAR BORDA

Columnistas

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA