Todo es relativo

Todo es relativo

De manera lenta pero segura, en EE.UU. caminan hacia un proceso de destitución presidencial.

06 de diciembre 2017 , 12:00 a.m.

Si usted teme el naufragio de la paz, se mortifica con el espectáculo del Congreso, sufre cada vez que paga el IVA, le sube la presión cuando lee sobre el ‘cartel de la toga’ y siente vergüenza ajena cuando ve el reality de los candidatos del uribismo, no se aflija; reflexione y sea más generoso con su país. Dirija su mirada al norte y piense en Estados Unidos.

Allá, en tan solo una semana, el exasesor nacional de seguridad de la Casa Blanca Michael Flynn confesó haber mentido al FBI y se comprometió a entregar evidencias que podrían señalar al mismo Donald Trump de colusión con Rusia; el Congreso aprobó una reforma tributaria que transfiere recursos de los pobres a los ricos; 1,2 millones de hectáreas de reservas naturales se quedaron sin protección ambiental de un tajo vía proclamas presidenciales y el Partido Republicano avaló a un candidato acusado de abuso de menores.

Las acciones ilegales del entorno de Trump, y quizás hasta del Presidente, ponen a prueba la institucionalidad de la potencia. De respeto hacia las entidades, Trump ha mostrado poco y no le ha temblado la mano para desafiarlas.

Recapitulemos. Está comprobado, según la inteligencia de EE. UU., que Rusia interfirió en las elecciones de noviembre pasado, y eso llevó a la imposición de sanciones. No está claro cuándo comenzaron los contactos del grupo de Trump con Moscú ni en qué términos. El fiscal ad hoc, Robert Mueller, y su equipo están encargados de determinarlo.

¿Y si Trump y Putin se hubiesen puesto de acuerdo antes de la victoria? ¿Y, en definitiva, si al Presidente de Estados Unidos lo hubiese puesto Moscú?

Durante 2015 y 2016, los servidores de los comités nacionales demócrata y republicano fueron penetrados por hackers patrocinados por Moscú. Solo los correos de la campaña de Clinton fueron publicados por WikiLeaks. Esto se dio en medio de una investigación del FBI a la candidata, que culminó sin que le imputaran cargos, por el envío de correos clasificados desde una cuenta personal cuando fungía como Secretaria de Estado.

La decisión demostró, para Trump, que el FBI está decidido a proteger a “Crooked (Torcida) Hillary” y a perseguirlo a él y a los suyos. En un trino reciente, la organización se vio acusada de simpatías partidistas por su propio comandante en jefe. ¿Estará Trump abonando el terreno para deshacerse de Robert Mueller? No ha dudado en despedir a quien se le enfrente o pueda hacerlo. James Comey, anterior director del FBI, se encontró sin trabajo cuando se negó a abandonar la investigación de Flynn.

Este admitió haber llamado, en su calidad de miembro del equipo de empalme, al embajador ruso para pedirle que Putin evitara la retaliación ante las medidas de Obama. ¿A cambio de qué? No sabemos. Si Moscú hubiese respondido, Trump hubiese tenido dificultades para dar marcha atrás.

La negociación entre un privado y un gobierno hostil para debilitar la política exterior de la Casa Blanca constituye una conducta criminal. Si las cosas quedaran allí, el escenario no resultaría tan grave para Trump. Al fin y al cabo, el nuevo gobierno había sido elegido y pronto estaría libre de cambiar de estrategia.

Pero ¿y si los diálogos hubiesen comenzado durante la campaña? ¿Y si la gente de Trump hubiese prometido algo en quid pro quo? ¿Y si Trump y Putin se hubiesen puesto de acuerdo antes de la victoria? ¿Y, en definitiva, si al Presidente de Estados Unidos lo hubiese puesto Moscú? La generosidad del FBI hacia Flynn sugiere que él tiene mucho para contar.

Entonces, si siente caer en la desesperación cuando analiza nuestro panorama, recuerde: todo es relativo. Acá, aun con enormes dificultades, estamos ante la oportunidad única de avanzar hacia la paz; allá, de manera lenta pero segura, caminan hacia un proceso de destitución presidencial.

LAURA GIL

Columnistas

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA