‘Firmocracia’

‘Firmocracia’

¿Le dará vergüenza a Vargas Lleras dirigir una organización tan cuestionable como Cambio Radical?

30 de agosto 2017 , 08:00 p.m.

Germán Vargas Lleras anunció la inscripción de la candidatura presidencial vía firmas. Esta decisión constituye la instrumentalización de los mecanismos de participación al servicio de la politiquería. Está en nosotros, ciudadanos, la carga de rechazar la perversidad de una manipulación evidente.

Uno podría entender la renuencia del exvicepresidente a ondear las banderas de Cambio Radical, organización en la cual ejerce como jefe natural. Cuarenta y cuatro miembros investigados por la ‘parapolítica’, 19 de ellos condenados; 11 alcaldes sub judice por hechos de corrupción, ocho gobernadores condenados o investigados, algunos hasta por homicidio.

¿Esto explica el cambio de rumbo? ¿Le dará vergüenza dirigir una organización tan cuestionable? ¿Se tratará de una búsqueda de mayor legitimidad? Cuesta creerlo. La recolección de firmas permite anticipar la campaña, así como evadir los controles financieros, y todo sin romper con los apoyos, ni los pocos honestos ni los muchos podridos, de Cambio Radical. Blanco es, gallina lo pone.

Los mismos copartidarios del dr. Vargas Lleras se ocupan de dejar las cosas claras. En ejercicio mediático de pleitesía, señalan que su líder todo lo sabe (“tiene un olfato más desarrollado que los demás”) y advierten que, más adelante, Cambio Radical sí podrá acompañar la candidatura.

El problema no se limita a Cambio Radical. Más de una decena de políticos, muchos
de ellos renegados de los partidos, se perfilan como candidatos por firmas

El problema no se limita a Cambio Radical. Más de una decena de políticos, muchos de ellos renegados de los partidos, se perfilan como candidatos por firmas. Petro, Clara, Ordóñez, Pinzón, Piedad y Fajardo así lo han afirmado, y hasta Humberto de la Calle lo está pensando. Pocos han hecho una apuesta sincera por fuera de los partidos. La mayoría no podría conseguir el aval de sus colectividades, y todos quieren salir a la calle cuanto antes.

Súmenle a esto que un ciudadano puede estampar su respaldo en respuesta a cuantos comités promotores se lo pidan, desde Alejandro Ordóñez hasta Piedad Córdoba, y vean ustedes el potencial distorsionador del instrumento de recolección de firmas.

La Constitución del 91 pretendió abrir la democracia, pero, en la práctica, terminó erosionándola. Casi 80 microempresas electorales alcanzaron a tener personería jurídica, hasta que la reforma de 2003 comenzó a corregir el rumbo. Desde entonces se intenta definir el camino que permita renovar los partidos y, al tiempo, rescatar la iniciativa ciudadana.

Es nuestra responsabilidad identificar a los oportunistas que usan a sus partidos y luego denigran de ellos para posar de antipolíticos. Esas mismas figuras que nos advierten de los peligros del castrochavismo nos acercan a él cuando se muestran decididas a apuñalar el sistema político con una retórica antipartido. ¿No fue el discurso del fin de los partidos el caldo de cultivo de Hugo Chávez?

Tan hipócritas resultaron los vargaslleristas que se oponen a los asomos de renovación. La reforma política, aún modesta, contribuye a limitar vicios. Ellos, de los más necesitados de transformación en el seno de su organización, presentaron ponencia negativa y no ahorran esfuerzos para hacerla naufragar.

Las cortes no supieron leer el momento cuando se levantaron contra el tribunal de aforados; muchos de los congresistas padecen de la misma miopía. No solo se resisten al cambio, sino que, además, nos piden las firmas. Mientras todos abren los ojos, hagamos valer nuestras rúbricas y seamos selectivos con la ‘firmocracia’.

LAURA GIL

Columnistas

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA