Un año después del No

Un año después del No

Ni paraíso ni apocalipsis. Corresponde corregir errores e insistir en que las partes cumplan.

02 de octubre 2017 , 12:56 a.m.

Convocar el plebiscito fue un error. Por su naturaleza, era un instrumento para profundizar divisiones y no para estimular consensos. Después del triunfo del No, Gobierno y Farc le pusieron conejo al resultado introduciendo algunos ajustes menores al acuerdo para que fuera pupitreado por un Congreso que nadaba en ‘mermelada’, dejando por puertas la voluntad popular. Los derivados de este procedimiento, sin embargo, son asimétricos, es decir, no todo es malo, no todo es bueno. Veamos:

Va pésimo el desmonte del narcotráfico y la infraestructura mafiosa. Navegamos en océanos de coca, la producción se mantiene disparada y el gobierno Trump le cree poco a la Casa de Nariño, y menos al Ministerio de Defensa, en este frente.

Van pésimo el control territorial y la seguridad en las zonas dejadas por las Farc, muchas de las cuales hoy están dominadas por ‘bacrim’, ‘clan del Golfo’, narcos, disidencias y Eln. Sobre el Eln, hay dudas de si hubo cambio de brazaletes o si, ante la ausencia de reacción eficaz del Estado, llegaron antes que el Gobierno a ocupar los territorios. Esa ha sido la discusión a propósito de los actos bárbaros en el Cauca que cobraron la vida de tres policías el fin de semana.

Y van pésimo la economía, que no se reactivó, la credibilidad del Gobierno y la fortaleza de las instituciones. Colombia está sumida en una cloaca de corrupción que se profundizó mientras avanzaba la negociación en Cuba.

La JEP va mal. Aunque se aprobó el acto legislativo, el Comité de Escogencia de magistrados nunca logró generar amplia confianza, y la lista revelada, no obstante haber buenas individualidades, en conjunto profundizó en muchos las dudas acerca de la neutralidad de esta jurisdicción. La ley en el Congreso está atascada por artículos muy peligrosos, y no está claro que cuenten con los votos para aprobarla en Comisión Primera de Senado.

La reparación de las víctimas va regular. Más allá de los enseres de cocina que incluyeron en sus listas, y aunque insuficiente frente a montos requeridos, algunos recursos han aportado las Farc, por primera vez en la historia, para la reparación de víctimas. Hay esperanza porque la Fiscalía está haciendo bien su tarea y está desenmascarando testaferros e identificando bienes que se habían negado a revelar.

La desmovilización de las Farc va regular. Se debe reconocer que hubo una desmovilización masiva de más de 7.000 personas, lo cual constituye una buena noticia. El Gobierno hizo bien excluyendo varias decenas de narcos y delincuentes colados, pero se quedó corto a la hora de establecer cómo llegaron hasta ahí. El reto es que el Estado les cumpla a los desmovilizados con las oportunidades ofrecidas. Lo peor, sin embargo, son las disidencias radicalizadas en violencia y criminalidad.

La entrega de armas va bien. Se produjo una entrega significativa de armas de las Farc que serán fundidas. Eso es bueno, así la complaciente Misión de la ONU haya hecho muy poquito para averiguar qué pasó con los misiles tierra-aire, con algunas caletas sin intervenir y con la identificación de procedencia y proveedores de las armas.

La reducción de muertes violentas y heridos en combate va bien. Las cifras no mienten. Ojalá sea sostenible. Eso, más que cualquier tinterillada jurídica, podrá darles sostenibilidad a los acuerdos, aunque sea necesario introducir correctivos importantes.

En términos generales, la principal dificultad hoy radica en que Gobierno y Farc siguen incumpliendo algunos compromisos y no se aprecia una correspondencia justa entre los esfuerzos oficiales para satisfacer a las Farc, incluyendo el enorme costo que los contribuyentes han tenido que asumir vía impuestos, y la mejoría en la calidad de vida del grueso de la ciudadanía, que sigue creyendo, en amplios sectores, que un exterrorista recibe más beneficios que un colombiano humilde que nunca mató a nadie para defender sus ideas.

JUAN LOZANO

MÁS COLUMNAS

Columnistas

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA