Respeto por la magistrada maltratada

Respeto por la magistrada maltratada

Gran error del Gobierno despenalizar la inasistencia alimentaria en estratos altos.

30 de julio 2017 , 11:57 p.m.

Tiene toda la razón la respetable magistrada del Consejo de Estado Stella Conto cuando afirma que para muchas mujeres en Colombia el lugar menos seguro es su propio hogar. En efecto, de puertas para adentro la violencia de género y la violencia contra los niños se han convertido en una infamia de proporciones incalculables porque las denuncias se sofocan por el miedo, los patrones machistas, las fallas del sistema judicial y el precario apoyo del Estado en la consolidación de instancias de prevención y protección.

Su testimonio tiene un inmenso valor, pues parte de una formulación sencilla y contundente: “Supuse que debía callar y soportar. Me equivoqué”, les dijo a Néstor Morales y a Cecilia Orozco en valientes entrevistas de los últimos días.

Sí. Ese es el mensaje adecuado. Que no callen nunca las mujeres cuando son maltratadas. Que no permitan que ninguna semilla de machismo que se pudiera haber incubado en su propio entorno familiar, en su proceso educativo o en sus patrones de socialización las lleve a justificar silencios y a callar infamias.

Desde una perspectiva jurídica, la sentencia de la Corte contiene dos formidables saltos cuantitativos en el itinerario de la lucha contra la violencia de género.

Primero: queda claro –cito textualmente– que la violencia intrafamiliar genera responsabilidad a cargo del cónyuge o compañero culpable, que es quien debe reparar. El asunto no se agota en la responsabilidad de cuotas alimentarias. Los maltratos generan responsabilidades diferentes, adicionales, penales y civiles, que deben ser asumidas, reparadas e indemnizadas por el maltratador.

Segundo: aunque la violencia física en muchos casos adquiere dimensiones criminales, los maltratos no se circunscriben ni se agotan en esa violencia física. La responsabilidad del maltratador también se estructura cuando la violencia es psicológica, económica o emocional. Los ultrajes y las distintas formas de violencia emocional, como el pordebajeo y la burla permanentes, en muchos casos son sutiles y generalmente de prueba difícil. A partir de este fallo, constituyen causales generadoras de responsabilidad del cónyuge maltratante.

Y también da en el clavo la magistrada cuando advierte que las responsabilidades penales y civiles, y los efectos penales del maltrato, no son excluyentes. Lo explica con precisión: mientras las indemnizaciones civiles, económicas, patrimoniales reparan a las víctimas por los perjuicios físicos y morales que les han sido causados, la cárcel es una sanción impuesta por la sociedad que no está concebida para restablecer los derechos individuales... es una acción pública, de la cual es titular el Estado que actúa para proteger un bien jurídico general, el derecho de los ciudadanos a tener una vida sin violencia.

En coherencia con lo anterior, la magistrada califica como regresiva la propuesta de despenalizar la inasistencia alimentaria, después de advertirle a Cecilia Orozco: “Al margen de las estadísticas, me atrevo a afirmar que la inasistencia alimentaria no contribuye al hacinamiento carcelario...”.

A mí, particularmente, me parece violatorio de los derechos prevalentes de los niños, inconstitucional e infame que a un canalla de los que tienen plata y ponen a aguantar hambre a sus hijos, negándoles la cuota alimentaria, lo despachen con medidas civiles que en todo caso se deberían aplicar para perseguir su patrimonio.

Respeto al Ministro de Justicia y creo que el proyecto de descongestión tiene algunas ideas razonables. Pero este error garrafal lo deben corregir en la ponencia para primer debate. Las medidas propuestas se deben mantener sin despenalizar la inasistencia alimentaria salvo frente a los padres que no tienen patrimonio ni rentas a quienes se les debe dar licencia especial para trabajar y descontar por derecha las cuotas.

JUAN LOZANO

Columnistas

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA