Humberto el renovado

Humberto el renovado

De la Calle candidato reclama por los niños que De la Calle negociador parecía olvidar.

31 de enero 2017 , 12:55 p.m.

“Humberto de la Calle, jefe de negociadores del Gobierno, ya no existe: la forma en que habla y se expresa el De la Calle de hoy es la de un aspirante electoral”.

Así termina la interesante entrevista que publicó Cecilia Orozco en ‘El Espectador’, ilustrada con buenas fotos de Gustavo Torrijos que retratan a un candidato experimentado, atribulado por una lucha interna sin dirimir completamente entre sus fantasmas, sus temores, sus vanidades y sus legítimas aspiraciones.

De la Calle, estrenando un sorpresivo ‘look’ modelo tarjetón sin sus gafas eternas, nos lleva a preguntarnos si tenemos por delante la versión criolla del osado Míster Magoo, cegatón legendario que no veía nada de lo que sucedía a su alrededor, pero siempre caía parado, o si, por el contrario, en la envoltura del paciente negociador que necesitaba gafas y lupas para no enredarse en la maraña de letra menuda que él mismo estaba redactando en Cuba, reencarnó un líder siglo XXI, ojo de águila y visión panorámica.

Quizás en los tiempos del bolígrafo, y no en los del balígrafo, gracias a su trayectoria, De la Calle habría podido ser ungido como candidato rojo para que picara en punta. La propia Piedad Córdoba lo lanzó hace muchos meses. Pero la política ha cambiado. Ni el senador Galán, que marca bien en las encuestas, ni la senadora Morales, que tiene fuerza propia, ni el Senador Velasco, expresidente del Congreso, están dispuestos a renunciar a una consulta popular que decida cuál ha de ser el candidato liberal.

Alfonso Gómez Méndez y Jaime Castro, liberales independientes y de quilates, tampoco le jugarían a regalarle un aval. Y por las toldas de Juan Fernando Cristo, desde la trinchera de campaña montada en el Mininterior, uno no sabe si le está ayudando o le está haciendo el cajón. Si quiere ser candidato, De la Calle tendría antes que ganarles la consulta popular a sus copartidarios y, de ñapa, a aquellos que surjan del partido de ‘la U’, si se consolida la coalición que están cocinando.

Pues bien, con poderosa hoja de vida a cuestas y facha de posconflicto, su debut 2017 no le salió bien. “Si De la Calle hubiese expresado a tiempo su indignación y desespero con las Farc, por la tomadura de pelo al no entregar los menores que ingresaron a sus filas, nos habríamos ahorrado este mal rato de ahora”, dijo Ramiro Bejarano. “De la Calle les reclama a las Farc, con voz y autoridad de candidato presidencial, lo que no pudo exigirles como agente de paz: que entreguen a los niños que se llevaron para la guerra”, dijo María Isabel Rueda.

Es como si el De la Calle precandidato se hubiera acordado de reclamar a las Farc por el retorno de los niños reclutados que el De la Calle negociador había olvidado. La culpa, que no quepa duda, es en primera instancia de las Farc, que los siguen reteniendo criminalmente. Pero la responsabilidad de una negociación débil en este punto sí recae en De la Calle. Y la de no haber exigido a tiempo que se cumplieran los compromisos. Y de haberse pasado por la faja la Constitución en lo relativo a los derechos prevalentes de los niños.

Tampoco le fue bien con la confesión tardía sobre las solicitudes de repatriación de ‘Simón Trinidad’ al gobierno Obama. Dejó en evidencia que el Presidente y la Canciller no nos habían dicho la verdad. Gustavo Gómez lo resumió perfecto: “Intercedimos, pero no del todo, por ‘Simón Trinidad’. Fue sin querer queriendo. Haga de cuenta que sí, pero no. Homenaje oficial a Cantinflas”.

No obstante, el ingreso de De la Calle a la carrera presidencial le dará altura y profundidad a la contienda. De la Calle es un hombre respetable e inteligente. Pero su futuro no dependerá de las gafas ni de su nuevo tono. Está en manos de las Farc. Si el acuerdo prospera, tendrá chance. Si siguen incumpliendo y continúa la pesadilla logística, podrá transitar hacia un apacible y merecido retiro.

JUAN LOZANO

Columnistas

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA