La liga más fuerte del mundo

La liga más fuerte del mundo

Tiene equipos que se reparten las Champions, el Balón de Oro y abastecen a las grandes selecciones.

24 de octubre 2016 , 01:09 a.m.

Impredecible, intenso, volcánico, casi violento… Pero también emotivo, fantástico. Así fue el Valencia 2-Barcelona 3 del sábado último. Partido decidido en el minuto 94. Que ganaba el Barça 1-0, lo volcó el Valencia 2-1 y lo terminó ganando la siempre admirable escuadra azulgrana después de armar una notable jugada en el minuto 92, cuando ya no queda aire ni claridad mental ni ímpetu para ir por la victoria. Entre un bosque de piernas amontonadas en el área, Messi edificó una pared imposible con Neymar (gran devolución), luego el ‘10’ hizo un milagroso pase entre líneas al área chica para Suárez y le cometieron penal. Del penal provino el tercer tanto catalán en campo valenciano. Tal vez ningún equipo del mundo pueda plantarle cara al Barça como lo hizo el Valencia, que acaso sin un grave error arbitral no hubiese perdido: el primer tanto catalán fue ‘offside’ de Luis Suárez. Pero más allá de la justicia y la injusticia, fue un choque excepcional.

El domingo elegimos Sevilla 1-Atlético de Madrid 0. Sin la espectacularidad de aquel, pero también con dos conjuntos duros, bien armados, plagados de figuras y que se estudiaron al extremo para herirse de muerte. El Sevilla de Sampaoli ganó la pulseada al ‘Cholo’ Simeone: el cuadro sevillano superó en todo al subcampeón europeo. En tenencia de balón, situaciones de gol y llegada a la red. Al menos hasta comenzar el partido del Madrid, Sevilla se ubicó puntero de la tabla. No es casual. Sigue en crecimiento año tras año y viene de coronarse triple campeón de la Europa League. Tres al hilo: 2014-2015-2016. Y la llegada de Sampaoli le dio el toque de ambición que le faltaba.

Tras ambos encuentros nos quedó la misma sensación: ¡qué bueno es el campeonato español…!

Es curioso: el excepcional poderío de Barcelona y Real Madrid hizo que millones de personas en todo el planeta desacreditaran a la Liga Española, incluso que se mofaran de ella: “Una Liga de risa, solo juegan dos”. “¿A quién le ganaron Barcelona y Real Madrid… al Granada, al Eibar, al Rayo Vallecano…”. “La Liga Inglesa es muy superior”. Nada más lejos de la realidad. Si Barcelona y Real Madrid compitieran en los demás países posiblemente ganarían el título con 20 puntos de ventaja. Es tal su poderío que al Madrid, por ejemplo, le resulta mucho más sencillo conquistar la Copa de Europa que el campeonato español, donde está obligado a ganar siempre o lo dejan atrás. Es una desesperante carrera de 38 fechas donde nadie puede ni pestañear porque el título se lo lleva otro.

Y además no son solo dos competidores. Los dos gigantes y Atlético de Madrid están en una primera línea. Por tradición, estadio, hinchada y plantel, Valencia, Sevilla y Athletic de Bilbao integran un segundo estrato. Luego viene un tercer escalón con Villarreal, Celta de Vigo, Málaga, Real Sociedad. Cualquiera de ellos puede voltear a los capitostes. De hecho, en los últimos años la Real Sociedad se ha convertido en la sombra negra del Barça en su estadio Anoeta. O el Valencia le amarga la vida al Madrid. Por último están los pequeños, que siempre muerden puntos ante los potentados. De hecho, el Madrid cedió tres empates seguidos ante Villarreal, Eibar (ambos en el Bernabéu) y ante Las Palmas en la isla. Y al cierre de este artículo, el cuadro ‘merengue’ capturó la punta tras ganar con angustia 2-1 a los vascos del Bilbao en la capital. Recién sobre el final logró los tres puntos. Y el Athletic no fue inferior en juego citan las crónicas.

De modo que es un torneo disputadísimo, terrible. Como terribles son los clubes españoles para los extranjeros en la lid continental. De las últimas 20 ediciones de Champions League, en 13 hubo al menos un finalista español: 5 veces el Madrid; 4, el Barça; 2, el Valencia y 2, el Atlético de Madrid. Y se llevaron 9 coronas: 5, el Real Madrid; 4, el Barcelona.

De las últimas 20 Europa League, en once llegaron a la definición elencos hispanos: 5, el Sevilla; 2, el Atlético de Madrid, 1, el Valencia, Alavés, Espanyol y el Athletic de Bilbao. Y 8 títulos quedaron en manos españolas: 5, el Sevilla; 2, Atlético de Madrid y 1 el Valencia. Sobrevolando ambas competiciones, se advierte una superioridad abrumadora. Y no es solo por las estrellas extranjeras: la selección Española ganó dos Eurocopas y un Mundial en ese interín. Y varios europeos sub-21. Pero, además, España (junto con Francia) es el mercado que más futbolistas exporta al resto de Europa.

Otra muestra contundente la entrega el Balón de Oro. De 1995 hacia acá, lo ganaron 13 atletas mientras actuaban en España: 5 veces Messi (Barcelona); 2, Cristiano Ronaldo (Real Madrid); 2, Ronaldo Nazario (una con Barcelona y otra con el Madrid), y una Mijatovic (RM), Rivaldo (FCB), Figo (RM), Ronaldinho (FCB).

Los tres grandes de España están blindando a sus figuras con renovaciones anticipadas por los próximos cuatro o cinco años porque saben que el poder lo dan los jugadores (al revés de Suramérica, donde muchos dirigentes están esperando vender a alguno). Y que para aumentar los ingresos hay que seguir arriba, ganando todo. Barcelona firmó a Neymar hasta 2021 y ahora va a extenderles contrato a Suárez y Messi. Real Madrid hace lo propio con BBC; empezó con Gareth Bale y también con el gran organizador de juego, Luka Modric. Atlético selló al ascendente belgaespañol Yannick Carrasco y al exquisto Antoine Griezmann. Temen que la Premier League inglesa les robe las figuras. La Premier tiene el contrato de televisión más alto del mundo: 2.000 millones de euros. Con eso más las taquillas, el mercadeo, licencias y venta de imagen tienen para fichar al que quieran. Es muy atractiva la Liga Inglesa, muy disputada y con un envoltorio precioso. Pero en competitividad está lejos de la Española. El Manchester City lo comprobó hace una semana: pese a llevarse a Pep Guardiola y una serie de refuerzos ultramillonarios, perdió por goleada ante el Barcelona (4-0). Fue un golpe duro para ellos comprobar que están lejos de eso.

La Premier cometió el mismo error durante años: incorporar figuras de nivel medio o del África o de Europa del Este, que por lo general tienen un techo bajo. Real Madrid, Barcelona, Atlético, Valencia, hasta el Sevilla, apuntan a los número uno. Y miran a Suramérica, de donde surgen los grandes ‘cracks’. Luego, cuando los clubes ingleses quieren reaccionar, los fenómenos ya están fichados. Lo dijo Arsene Wenger, DT del Arsenal: “Tenemos mucho dinero para traer figuras, pero no hay disponibles. Comprar por comprar no me interesa, solo incorporamos a alguien que pueda mejorar lo que ya tenemos”. Tal cual. Hay al menos cinco clubes ingleses en posibilidades de invertir 200 millones de euros para llevarse a Neymar o a Suárez o al mismo Bale. Pero están atados.

Al que no le agrade la Liga Española puede lanzar un tuit y decirlo. Pero no es la realidad: tiene los equipos más poderosos, los que se reparten las Champions, el Balón de Oro y abastecen a las grandes selecciones del mundo. Es la número uno lejos.

JORGE BARRAZA

Columnistas

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA