Sino Colombia

Sino Colombia

Con ocasión del Sí y del No, esta pequeña muestra poética que va desde Bukowski hasta Kipling, con algo de Brecht, Donne y Machito.

03 de octubre 2016 , 02:21 a.m.

Escribo esto el día del plebiscito, mientras no sé si ganará el Sí o el No, aunque usted me lea hoy lunes, cuando ya lo sabemos todo. Aprovecho este pequeño limbo para recordar un fragmento del poema del dos veces sí, concebido por Charles Bukowski: “Cuando Dios creó al mono estaba dormido, cuando creó a la jirafa estaba borracho, cuando creó las drogas estaba drogado, cuando creó el suicidio estaba deprimido, cuando te creó a ti durmiendo en la cama sabía lo que hacía”.

Los mayores del Caribe sabemos tararear con placer ‘Sí, sí, no, no’, una canción prohibida de Graciela con Machito que se titula en verdad ‘Mi cerebro’ y describe con música la lucha librada entre la cadera del sí y el cerebro del no, ambos por la última palabra del cuerpo.

El ámbito aún es propicio para citar un pedazo del No argentino de Hugo Finkelstein: “Cuando el No sea No, se mirará a los ojos y se descolgará naturalmente de los labios. La voz del No no es trémula, ni vacilante, ni agresiva y no deja duda. Ese No no es una negación del pasado, es una corrección del futuro. Y solo quien sabe decir No puede decir Sí”.

A lo mejor, ni con los unos ni con los otros nos sentiremos más satisfechos con la canción del No y del Sí, creada por Bertolt Brecht, de la cual destaco esta amorosa narración penúltima:

“Sin embargo un buen día, y era un día azul, llegó uno que no me rogó y colgó su sombrero en un clavo en mi cuarto y yo ya no sabía lo que hacía. Y aunque no tenía dinero y no era amable ni su cuello estaba limpio, ni siquiera era domingo ni sabía lo que corresponde a una señora, a él no le dije No”.

Hay también en la literatura una tradición de negar lo sublime, el amor y Dios, por ejemplo, como única forma de expresarlo, como lo hizo John Donne:

“Mi amor, aunque ignorante, es más audaz, mi fracaso yace cuando suspiro, sabiendo que forma cobra el deseo”. O “Al Todo, que todos aman, digo no. Si alguien puede descifrar aquello que desconocemos, entonces puede conocernos, así que me enseñe él esa Nada. Este es, por ahora, mi alivio y mi consuelo. Aun cuando no halle progreso, fallar no puedo”.

Pensando en todos, víctimas y guerrilleros, militares y periodistas, los que marcaron Sí y los que subscribieron el No, me quedo con otro si, el que no lleva tilde, el que significa “en caso tal”, esa posibilidad condicionada a otras situaciones y voluntades, entre ellas la tuya, como lo confirma un poema de Rudyard Kipling, que tampoco incluyo entero porque la felicidad existe solo en su búsqueda.

“Si puedes esperar y no cansarte de la espera; o si, siendo engañado, no respondes con engaños, o si, siendo odiado, no te domina el odio y aun así no pareces demasiado bueno o demasiado sabio”. No cabe todo en este espacio, por eso vuelvo y lo edito, destacando estos versos:

“Si puedes soportar oír toda la verdad que has dicho, tergiversada por malhechores para engañar a los necios. O ver cómo se rompe todo lo que has creado en tu vida, y agacharte para reconstruirlo con herramientas maltrechas; si puedes amontonar todo lo que has ganado y arriesgarlo a un solo lanzamiento; y perderlo, y empezar de nuevo desde el principio y no decir ni una palabra sobre tu pérdida...”. Vuelo al final: “...si ni amigos ni enemigos pueden herirte, si todos cuentan contigo, pero ninguno demasiado. Si puedes llenar el inexorable minuto, con sesenta segundos de lucha bravía... Tuya es la tierra y todo lo que hay en ella, y lo que es más: serás un hombre, hijo mío”.

O una mujer, una persona en pleno ejercicio de tu derecho a disfrutar y aportar en la construcción colectiva de una paz duradera y estable que, espero, sí, no, Colombia, no, sí, Caribe, nos tocará a todos.

HERIBERTO FIORILLO

Columnistas

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA