El peor vecino

El peor vecino

El muro es obra en marcha. Ya tiene 1.100 kilómetros, otros 1.900 harían realidad el sueño de Trump.

05 de septiembre 2016 , 12:58 a.m.

Cuando, en febrero del 2015, el director de cine mexicano Alejandro González Iñárritu ganó cuatro premios Óscar, Donald Trump opinó: “México tuvo una gran noche. Y, cómo no, si está acostumbrada, más que ninguna otra nación, a arrebatarnos lo nuestro”.

Y luego añadió: “En este país, ya sabes, todo esto que pasa es ridículo. (Y sobre González, en el escenario). No paraba de subir y subir. ¿Se va a llevar todo el oro? ¿Tan buena es la película? Yo no he escuchado eso”.

La andanada de Trump contra los mexicanos no se detendría. El 6 de marzo de ese mismo año, el magnate dijo: “No quiero nada con México más que construir un muro impenetrable y que dejen de estafarnos”. Dos meses después: “México no se aprovechará más de nosotros. No tendrán más la frontera abierta. Soy el más grande constructor del mundo y les voy a levantar el muro más grande que jamás hayan visto. Y adivinen quién lo va a pagar: México”.

El presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, comentó entonces que ese tipo de lenguaje había causado penurias en la historia de la humanidad y era la forma en que hablaban Mussolini y Hitler.

Pero el muro es obra en marcha. Ya tiene 1.100 km de longitud y solo bastarán otros 1.900 para hacer realidad el sueño de Trump, que añadía en junio de ese mismo año: “Cuando México nos manda gente, no nos manda a los mejores. Nos manda gente con un montón de problemas, que nos traen drogas, crimen, violadores”. Y “los mayores proveedores de heroína, cocaína y otras drogas ilícitas son los carteles mexicanos, que contratan inmigrantes mexicanos para que crucen la frontera traficando droga”.

A pesar de esas declaraciones, el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, invitó hace poco a Donald Trump a su país. Le estaba dando, según él, una oportunidad al diálogo, a la diplomacia.

Con un escaso 23 por ciento de aprobación entre los mexicanos, en medio de escándalos de corrupción e impunidad y acusado de haber plagiado su tesis universitaria, Peña Nieto decidió mirar al otro lado del muro, sacar de México sus preocupaciones e inmiscuirse en la política norteamericana, cursando invitaciones a Hillary Clinton y a Donald Trump.

Se dijo en su defensa que Peña Nieto había invitado a Trump más por protocolo que por convicción. Que su deseo era conversar con Hillary, pero que un Trump de capa caída entre los electores de su país había agarrado al vuelo su invitación, concretándola en seguida.

Peña Nieto se habría visto así, sin razón alguna y ante el desconcierto del mundo, obligado a dar tratamiento de primer mandatario a uno de los hombres más odiados en México, una movida nada presidencial que cayó por sorpresa en su propio despacho.

La mayoría de los mexicanos y buena parte del mundo esperaban que Trump se disculpara por lo que había dicho y no insistiera en la idea del muro. Pero qué va. Durante el tiempo de su visita, el magnate de cabello naranja no rectificó ninguna de sus frases de oprobio.

De contentillo, el presidente mexicano reclamó haber logrado cambiarle el “tono” al candidato republicano. Un “tono” que este recuperó un día después en Arizona, cuando expresó: “México no lo sabe aún, pero pagará el muro al 100 por ciento”.

En ‘El País’, el cineasta Alejandro González Iñárritu, con otros tres premios Óscar sumados este año a su haber, calificó de traición el papel de Peña Nieto frente a Trump por “avalar y oficializar a quien nos ha insultado, escupido y amenazado por más de un año ante el mundo. Por carecer de dignidad y fortalecer así una campaña política de odio hacia nosotros, hacia media humanidad y hacia las minorías más vulnerables del planeta”.

Por su política absurda y servil de buen vecino.

HERIBERTO FIORILLO

Columnistas

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA