Del buen periodismo

Del buen periodismo

La información, como su nombre lo indica, forma. O deforma. Hay una necesaria y otra deseada.

21 de agosto 2016 , 11:55 p.m.

La semana pasada vi ‘Last Week Tonight’, el magnífico programa de John Oliver, esta vez sobre diarios en crisis, obligados a reducir su nómina y cerrar sus puertas.

El periodismo tradicional aún produce gran parte de las noticias del mundo, pero, en general, sus ingresos por vía digital resultan mínimos comparados con las grandes pérdidas de su versión impresa.

Ante el desplome de su circulación, pero sin renunciar a ella, muchos diarios asumen lo digital y transforman su producto en una bolsa de contenidos, multiplicando el trabajo de periodistas que conservan así su puesto, ejercen su oficio, participan en redes, garantizan seguimientos en la web, incluyen videos y ponen también en riesgo, según Oliver, la calidad de sus producciones.

Con tiempos cada vez más apretados, las exigencias digitales debilitan al periodista tradicional. Según un estudio revelado por el presentador inglés, 200 periódicos estadounidenses perdieron, del 2003 al 2014, el 35 por ciento de sus redactores políticos, esos que cubren el gobierno local.

Sin ellos, el poder no tiene que responder ante su comunidad, hace lo que quiere y termina interpretando él sus propias acciones.

La situación en muchos de nuestros países resulta peor por la escasez de colegas críticos, analistas, cuestionadores de los hechos de gobierno, como se espera en una democracia. Surgen, en cambio, periodistas que divulgan la voz del amo y aplauden de todos modos, cuando los mandatarios hacen lo que deben hacer o cuando hacen, incluso, lo que no deben.

En un mundo que confunde las leyes del mercado con los principios de la democracia, el buen periodismo deberá evitar, según Oliver, que sus contenidos graviten hacia aquello que más clics genere.

No solo editores y reporteros, el mundo entero debe entender que lo más popular no es siempre lo más importante. Ni lo más necesario. Nada como tomar conciencia de que las comunidades son grupos de seres humanos en crecimiento, susceptibles de educarse bien o mal, de crecer o corromperse.

Oliver recuerda que, cuando Sam Zell compró el ‘Chicago Tribune’ y ‘Los Angeles Times’, dijo a sus periodistas: “Es muy sencillo: quiero hacer suficiente dinero para pagarles. Ustedes deben ayudarme a dar a nuestros lectores lo que ellos quieren, porque eso genera más ganancias”.

Es que el deseo empresarial es siempre vender y, a veces, no importa cómo. Los buenos editores se desesperan. Algunos aguardan por el mecenas que adquiera el periódico, cubra las pérdidas y lo mantenga en aras de la verdad, como ocurrió en Estados Unidos con Jeff Bezos, fundador de Amazon, quien compró ‘The Washington Post’, donde hoy se practica un buen periodismo.

En otros diarios, por el contrario, se publica según orientación del propietario, aplicando además exigentes procesos de revisión de los artículos sobre él y sus empresas.

El buen periodismo mundial que aún se practica existe, a pesar de las condiciones mencionadas, y aunque la mayoría de personas no quiera pagar por él. “Nos hemos acostumbrado tanto a recibir noticias gratis –dice Oliver– que ya no queremos pagar por ellas”.

En su opinión, tendremos que hacerlo, tarde o temprano. Si no, nos va a salir muy caro. “Los políticos harán lo que quieran”.

La información, como su nombre lo indica, forma. O deforma. Hay una necesaria y otra deseada. La primera, como todo proceso educativo, demanda un esfuerzo del individuo. La otra está más ligada a los sentidos, al principio del placer, y es, al parecer, la que todos desean.

El buen periodismo es un servicio, un apostolado, que busca la excelencia. La del periodista, pero también la de sus receptores: la de usted y la mía.

HERIBERTO FIORILLO

Columnistas

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA