La arena política

La arena política

Muy seguramente las distintas colectividades políticas gravitarán en torno a estas dos fuerzas. Esta división de la arena política se siente en la Rama Judicial.

21 de septiembre 2016 , 06:08 p.m.

Las declaraciones de Vargas Lleras sobre los acuerdos de paz con las Farc marcan la línea divisoria entre los dos grandes bandos que se conformarán para las próximas elecciones presidenciales. Vargas fue enfático en señalar que respalda el Sí en el plebiscito, pero también advirtió sobre dos temas que en el futuro serán los puntos de debate en la arena política.

El primero es la carga fiscal que pueden suponer los acuerdos. Es un hecho que el país deberá incurrir en nuevos gastos para financiar la inclusión de los territorios de la guerra. Lo que habrá que definir es la cantidad de recursos disponibles para hacerlo. La advertencia de Vargas divide el espectro político entre quienes prefieren una relajación en el gasto para llevar a cabo estas inversiones y quienes están preocupados porque el posconflicto lleve a un incremento del gasto público a niveles insostenibles.

El segundo es el tratamiento judicial a terceros. A Vargas le preocupa que los tribunales cometan excesos con empresarios que de manera involuntaria se vieron obligados a financiar grupos paramilitares. La justicia especial, en su parecer, debe enfocarse en quienes cometieron u ordenaron directamente delitos atroces.

Muy seguramente las distintas colectividades políticas gravitarán en torno a estas dos fuerzas. Una liderada por De la Calle o Fajardo como candidato presidencial, respaldada por ‘la U’, los liberales y la izquierda, que se comprometa a un mayor gasto en el posconflicto y a dar vía libre al juzgamiento de terceros. Y otra que surja del candidato presidencial de los conservadores, el uribismo y Cambio Radical, que querrá mantener el gasto bajo control en la implementación de los acuerdos y reducir el alcance de los tribunales al tratamiento judicial de los guerrilleros, involucrando en menor grado a terceros.

Ya esta división de la arena política se siente en la Rama Judicial. Ramiro Bejarano, liberal samperista, le reclamó en su columna al fiscal Néstor H. Martínez por querer interferir en la normatividad de la justicia especial acordada en La Habana. De fondo, lo que Bejarano reclama es que Martínez, cercano a Vargas Lleras, le quite capacidades a la Unidad Especial contra el paramilitarismo pactada en los acuerdos. En esta unidad acaba de ser nombrada Alexandra Valencia, una magistrada cercana a la izquierda que ha demostrado un sesgo especial contra el empresariado.


Gustavo Duncan

Columnistas

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA