Sisbén, sistema mal diseñado

Sisbén, sistema mal diseñado

Es inaceptable lo que está ocurriendo con el Sisbén, que ha venido siendo utilizado por estafadores.

18 de septiembre 2016 , 11:15 p.m.

Es inaceptable lo que está ocurriendo con el Sisbén, programa diseñado para ayudar a personas de bajos recursos pero que ha venido siendo utilizado por pícaros y estafadores para dar información falsa sobre su estado económico, su residencia y sus estudios para devengar un subsidio en forma ilegal.

Lo que más sorprende es que, una vez se han detectado aquellas personas que vienen cometiendo este delito, no se las pueda retirar de la base de datos por las trabas que existen y que hacen difícil limpiar la lista de los usuarios.

La normativa vigente que regula el funcionamiento del sistema no tiene un procedimiento claro que señale cómo excluir en forma definitiva a estas personas de la base de datos (El sistema del Sisbén no señala cómo excluir a alguien que hizo fraude).

Los que hemos trabajado en sistemas sabemos que borrar a alguien de una base de datos es muy fácil. Consiste en dos pasos: buscar el registro que se quiere eliminar, por el número de cédula, y, una vez localizado, oprimir el botón que dice ‘borrar’ o ‘delete’. Yo entiendo que una norma va más allá, pero en un país donde este tipo de fraudes es bastante popular no se entiende cómo un sistema o programa como el Sisbén, que consume grandes recursos de nuestros bolsillos, no tiene un procedimiento claro para eliminar personas que hayan suministrado información fraudulenta. ¿Los que diseñaron el Sisbén nunca imaginaron que se iba a presentar un caso en el cual se hiciera necesario eliminar una persona de la base de datos?

Es como tener normas para legislar los recursos humanos de las empresas, que no contemplen qué se debe hacer para retirar de la nómina a un empleado deshonesto y que, aun habiéndolo detectado, tocara seguirle pagando.

Toda aplicación debe diseñarse con normas y procedimientos que consideren todas las posibilidades de lo que puede ocurrir y cómo manejarlas. Obviamente, si los que la diseñan e implementan son eficientes e inteligentes, lo que queda en duda por lo visto con el Sisbén.

Este es un país muy afectado por casos como el del Sisbén o con una reforma tributaria para llenar los vacíos que deja la corrupción, sin que nadie del Gobierno diga qué medidas se están tomando para acabarla o por la polarización que el No y el Sí han generado en el país. No estamos pasando por una buena época, así el Presidente sostenga lo contrario.

GUILLERMO SANTOS CALDERÓNguillermo.santos@enter.co

Columnistas

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA