Hay que ser inteligentes

Hay que ser inteligentes

Deberían sacar fotografías digitales de las caras de los delincuentes y conectarlas con las cámaras.

15 de abril 2018 , 10:13 p.m.

Se han visto y leído noticias sobre la instalación de cámaras de video para aumentar la seguridad en algunos sitios de Bogotá, así como sobre el reemplazo de los semáforos para mejorar el tráfico.

Ya existen tecnologías de reconocimiento facial que permiten reconocer a personas cuando aparezcan en las imágenes de las cámaras, lo que podría ser utilizado en beneficio de los ciudadanos y su seguridad.

Actualmente, cuando capturan a delincuentes que acaban de salir de la cárcel y vuelven a delinquir, o a otros a los que se les da casa por cárcel –lo que equivale a invitarlos a que sigan delinquiendo– o a los que son dejados libres a pesar de tener varias anotaciones delictivas, les deberían sacar fotografías digitales de sus caras, subirlas a una base de datos y conectarlas con la tecnología de las cámaras para que cuando aparezcan en alguna de ellas se produzca una alerta de seguridad por su presencia.

Con la injusta justicia de este país, de la que se deben de estar riendo los pillos, que ya saben que cuando los capturan los dejan libres o les dan casa por cárcel, lo que para ellos no es un castigo, debemos acudir a la prevención para evitar los posibles delitos, y esto se logra detectando la presencia de delincuentes gracias a la tecnología de reconocimiento facial.

Las cámaras que actualmente permiten que se trasmitan videos de delitos por todos los noticieros solo sirven para registrar estos delitos cometidos, pero para nada más. Usando la tecnología que menciono arriba, y sobre la que he escrito antes, pero acerca de lo cual nadie se ha pronunciado, es posible establecer una malla de prevención, pues permite detectar la presencia de personas con antecedentes y se alerta antes de que suceda algo.

Cuando uno quiere volver una ciudad inteligente hay que empezar por ser inteligente en este proceso. Claro, la instalación de cámaras es algo valioso, pero es un paso que solo nos lleva a medio camino del objetivo, faltando la incorporación de la tecnología inteligente, como el reconocimiento facial y el de situaciones anómalas, como agrupación de personas en sitios donde esto poco ocurre, para poder, ahí sí, recorrer el camino completo.

Espero que en este país el proceso de conversión a ciudades inteligentes cuente con una visión certera que las lleve de verdad a cumplir con el objetivo deseado y no a uno que las deje a medias en este proceso.

GUILLERMO SANTOS CALDERÓN
guillermo.santos@enter.co

Columnistas

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.