El reconocimiento facial

El reconocimiento facial

La tecnología que tal vez está más cerca de usarse en Colombia es la de reconocimiento facial.

14 de noviembre 2016 , 12:09 a.m.

Llegó el momento para, de verdad, usar la tecnología en bienestar de los habitantes de una ciudad. Existen algunas muy importantes y eficaces. La que tal vez está más cerca de usarse en Colombia es la de reconocimiento facial.

¿Cómo es? Se instalan unas cámaras con tecnologías que aclaran lo que están grabando, si esto es necesario, y permiten ver bien lo que esté ladeado, haciendo que los rostros que se capten puedan ser reconocidos y procesados, lo que lleva a que se tomen decisiones.

Esta tecnología de NEC ya se está instalando en el estadio Atanasio Girardot, de Medellín, para control del acceso de personas no deseadas o hinchas vetados, sin importar la puerta por la que quieran ingresar. Pueden entrar en multitudes, pero las cámaras digitalizan todas las caras, aplican el reconocimiento facial y avisan si en ellas hay personas no deseadas; y si ingresaron, las reconocen adentro.

Imagínense que se asocie la compra de una boleta a la cara del comprador para que, si la pierde, solo con el reconocimiento facial pueda ingresar al evento; o, si se la roban, el ladrón al presentarla no podría ingresar. Obviamente, hay situaciones por resolver, como cuando una persona compra las boletas de toda una familia; pero para allá vamos, si es que ya no está resuelta.

Da tristeza ver que las cámaras que se están instalando hoy, que no son inteligentes ni hacen reconocimiento facial, seguramente están sirviendo para grabar pruebas de delitos y alimentar a los noticieros amarillistas de televisión, pero no más. Si a eso se le agregara reconocimiento facial, podríamos contar con un sistema inteligente que no solo grabaría el delito en el momento, sino que permitiría anticiparlo y prevenirlo al reconocer al delincuente antes de que lo cometa.

En esto de reconocimiento digital hay mucho de gran beneficio, como detectar movimientos masivos o trancones de carros en sitios inesperados, para atenderlos rápidamente. La ciudad de Tigre, en Argentina, es un ejemplo del buen uso de estas tecnologías.

* * * *

Es increíble el robo en la iglesia a solo unos metros de un CAI. Más absurdo es que el teléfono pintado en letras grandes en ese CAI, calle 87 con 11, para que la gente denuncie, no funcione. Llamé, y resultó ser cierto.

GUILLERMO SANTOS CALDERÓNguillermo.santos@enter.co

Columnistas

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA