Credibilidad de redes sociales

Credibilidad de redes sociales

La veracidad de lo que se publica en las redes es algo muy importante de establecer.

05 de febrero 2017 , 11:37 p.m.

Hace años, los chismes boca a boca enervaban a la gente, aunque su divulgación no era mucha. Eso quedó atrás, ya que con redes sociales como WhatsApp, Facebook, Twitter y otras se pueden generar versiones falsas sobre hechos que han ocurrido o difundir mentiras para denigrar de alguien, haciéndolo quedar mal ante una inmensa cantidad de gente que le cree a todo lo que aparece en ellas.

Las redes sociales se han vuelto un instrumento muy importante de socialización, de mercadeo, y son una herramienta clave para las campañas políticas y funcionarios públicos. No es sino leer lo que publican en Twitter políticos como Petro, Santos, Trump y muchos otros. Hasta han hecho que se conviertan en medio para comunicar decisiones de gobierno, cuando sería mejor que estas se contaran de una forma más tradicional y más seria.

La veracidad de lo que se publica en las redes es algo muy importante de establecer. Y también, lo que dicen muchos portales de internet en los cuales se dan consejos médicos, dietas nutricionales, recomendaciones de vida y se tocan muchos otros aspectos que, de creerlos todos, los resultados pueden no ser los mejores.

Hay métodos para conocer la credibilidad de lo que se publica en páginas de internet. Debe aparecer el nombre de quien escribió, junto a su hoja de vida, correo electrónico y alguna otra forma de contactarlo. Artículos que no tienen estos datos u otros se deben leer con algo de duda, en especial si tocan temas que hay que seguir para lograr algo.

En las redes sociales existe el riesgo de que un ‘hacker’ le usurpe la identidad a alguien importante, como ya ha sucedido, y empiece a usarlas para emitir comunicados que nada tienen que ver con la realidad, con el propósito de desinformar a sus lectores, haciendo quedar mal al dueño de la cuenta.

* * * *

El nuevo Código de Policía va a funcionar si esta entidad hace que se cumpla. No es sino ir al parque El Virrey para ver un gran número de perros sin correas, sueltos, y varios policías del CAI del parque conversando, sin pararle bolas a esto. Hace una semana vi a tres obreros orinando contra árboles a una cuadra de ese CAI, y no pasó nada. Conversar y chatear por celular, eso sí pasa.

GUILLERMO SANTOS CALDERÓNguillermo.santos@enter.co

Columnistas

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA