Entre Escila y Caribdis

Entre Escila y Caribdis

Santos no debe escuchar las sirenas que intentan seducirlo para que abandone la disciplina fiscal.

04 de septiembre 2016 , 12:30 a.m.

Cuando Ulises regresaba a casa, después de su largo viaje, fue tentado por hermosos cantos de sirena. Pero como Circe lo había advertido de que en realidad se trataba de Escila y Caribdis, dos monstruos que a cada lado del estrecho de Mesina llamaban a los navegantes desde acantilados opuestos, se hizo taponar sus oídos y amarrar al mástil para no atender sus voces y evitar que su barco naufragara.*

Después de tres largos y kafkianos años de viaje de negociación con las Farc, Santos hoy escucha tentadores cantos de sirena de sus amigos y enemigos.

Sus enemigos se disfrazan de sirena para atraer ciudadanos ingenuos diciendo que si votan No, no se subirán los impuestos. Esto es falso, pues, así gane el Sí o el No, resulta indispensable reponer los cuantiosos ingresos fiscales que se perdieron con la caída de los precios del petróleo, para evitar el colapso de la inversión pública y el desfinanciamiento de la educación y la salud. Este canto de Escila podría incitar a Santos a ofrecer que no aumentará ningún tributo, con lo cual se metería en un lío mayúsculo.

Pero algunos de sus amigos (Hommes y Gabriel Silva) también están posando de sirenas. Le proponen que viole la Regla Fiscal para financiar los gastos del posconflicto. Este es el canto de Caribdis, aparentemente más melodioso que el de Escila, pero igualmente peligroso. Si Santos lo escucha e incumple esta regla, que él hizo aprobar en el Congreso y con la que se ha comprometido ante inversionistas nacionales e internacionales, aumentaría mucho la ya alta deuda pública, el país podría perder el grado de inversión y disminuirían dramáticamente los flujos de capitales hacia Colombia. En esas condiciones sería imposible financiar nuestro abultado déficit externo y este se ajustaría a la fuerza con una combinación de mayor recesión y devaluación.

Nuestros Caribdis criollos no parecen haber reparado en que la propia Regla Fiscal permite aumentar transitoriamente, aunque en forma moderada, el déficit. En efecto, el ‘bono’ económico que traerá la paz llevará a un mayor crecimiento potencial de la economía y con ello la aplicación de la Regla permitirá ejecutar un mayor gasto estructural (excúsenme los lectores esta formulación técnica para iniciados).

Ojalá, para bien de Santos, Cárdenas lo amarre al mástil de la disciplina fiscal. Aunque le resulte difícil resistir los cantos de sirena desde ambos lados del estrecho, si Santos logra atravesarlo sin estrellarse contra los acantilados llegaremos luego a buen puerto. Pues, como él mismo lo ha dicho, si fuimos capaces de financiar la guerra, debemos ser capaces de financiar la paz.

En efecto, si Uribe no parpadeó para imponer el impuesto de patrimonio para financiar la guerra, Santos no puede ser menos responsable para financiar la paz. Pondría en peligro la consolidación de la paz si dejara de hacer una reforma tributaria estructural que permita generar más empleos y aumentar el recaudo para mantener, al principio, y ampliar después –cuando comiencen a reducirse los enormes gastos militares en que tuvimos que incurrir– las inversiones necesarias en infraestructura, educación, salud y el posconflicto.

* Esta es una versión revisada del mito de Ulises

P. S. 1: qué bueno que Vargas Lleras finalmente haya dicho que va a votar por el Sí en el plebiscito. Pero lástima que hubiera hecho eco a la afirmación falsa de que los propietarios que fueron coaccionados a pagar vacunas a la guerrilla o a los ‘paras’ podrán ser condenados por el Tribunal Especial. De la Calle tuvo que desmentirlo.

P. S. 2: los críticos tienen razón en que la pregunta del plebiscito, como está, es tendenciosa. Está bien reproducir en ella el título del Acuerdo de la Habana, pero la referencia debe estar entre comillas o hacerse más explícita.

GUILLERMO PERRY

Columnistas

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA