Dos caras de una moneda cara

Dos caras de una moneda cara

¿Entregaremos la escena política a Uribe y Petro, dos caudillos energúmenos que se parecen tanto?

09 de junio 2018 , 10:40 p.m.

La desaceleración de nuestra economía tocó fondo y la actividad comienza a recuperarse, aunque en forma modesta. Para crecer más aprisa tendríamos que mejorar la competitividad de nuestro sistema productivo. Además, el ajuste fiscal requerido no se ha completado y no hacerlo pondría en peligro la incipiente recuperación. Pero este generalizado diagnóstico parece no haber llegado a oídos de los candidatos finalistas.

Permítanme un símil. Si sopla viento fuerte y estable basta con tener izada la vela y no colocarla contra el viento para que el barco navegue con rapidez y no se voltee. Entre el 2003 y el 2014 hubo buen viento y buena mar, gracias a los altos precios del petróleo y un abundante flujo de capitales. Uribe y Santos sacaban pecho por la velocidad del barco y la reducción en el desempleo y la pobreza. Pero hasta pilotos ineptos, como Chávez y Kirchner, lograron navegar con igual rapidez en esos años.

Ahora hay calma chicha y riesgos de tormenta, pues no se sabe qué dirección tome el huracán Trump. Como sobrecargamos el barco, no le hicimos mantenimiento al motor industrial y agrícola y no acumulamos suficiente gasolina, la nave anda apenas a medio vapor.

Duque parece pensar que basta con darle palmaditas al motor (incentivos tributarios) para que prenda. Pero hay daño mecánico que requiere atención profesional. Es mejor repararlo con juicio, aunque tome tiempo, y tapar los huecos de la cubierta para que el agua no inunde las bodegas en caso de tormenta.

Si es elegido debería nombrar técnicos en Planeación y el Ministerio de Desarrollo Económico para que trabajen con el Consejo Privado de Competitividad en reparar la máquina, designar en Presupuesto a quien lo convenció de que basta con recortar los gastos de publicidad y viajes para cuadrar las cuentas y entregarle la Dian a Vargas Lleras para que demuestre si unas cuantas acciones son suficientes para reducir drásticamente la evasión. Y, para no correr el riesgo de una crisis fiscal, solo después de que uno de ellos tenga éxito proceder a rebajar, como prometió, la tasa impositiva a las empresas por debajo del 33%.

Si Petro gana, sería bueno que alguien lo convenza de que el aceite de aguacate y los paneles solares no pueden poner a andar hoy el motor de gasolina del barco. Que no es momento para espantar a los empresarios, que aún recuerdan su torpe intento por estatizar la recolección de basuras en Bogotá, parando las 4G, acabando con las EPS y los fondos de pensiones y comprando tierras azucareras para repartirlas. Y que, para ser fiscalmente responsable como se comprometió anteayer en la adhesión de Mockus y Claudia, convendría que, antes de poner en marcha sus desbordadas promesas, sus asesores calculen cuánto costarían y que tendría que hacer para financiarlas.

Mis amigos uribistas me reprochan bravos que con mi voto en blanco contribuiré a que gane Petro, cuyas ideas conllevan mayores riesgos económicos. Les digo que también me importa consolidar la paz y que veo mucho riesgo de que Duque eche atrás lo que se ha avanzado con la desmovilización de las Farc.

Y mis amigos antiuribistas me reclaman furiosos que seré responsable, con mi voto en blanco, de que gane Duque y se recrudezca la violencia. Les explico que la reconciliación difícilmente se consolidaría en medio de una crisis económica y con Petro dedicado a azuzar a sus seguidores desde el balcón del Palacio de Nariño contra una oligarquía que, según él, no lo deja gobernar.

Y me guardo, para que no me linchen, mi convencimiento de que Petro y Uribe se parecen mucho y se necesitan tanto como las dos caras de una misma moneda: una moneda que nos puede salir muy cara… Y que sería mejor votar en blanco para no entregarles el monopolio de la política y para que haya voces que no tengan que gritar para hacerse oír.

GUILLERMO PERRY

Columnistas

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.