Balance agridulce

Balance agridulce

El inventario de la herencia de Santos muestra luces y sombras.

22 de julio 2018 , 12:15 a.m.

Santos deja un balance agridulce.

Su mayor legado es el silencio de los fusiles de las Farc. Pero quedó algo empañado, al menos a corto plazo, por la improvisación en el manejo del posconflicto, el auge de los narcocultivos y la extrema polarización política.

Lo más grave fue no haber ocupado todo el territorio que controlaban las Farc y haber permitido el aumento de los cultivos de coca. Estos dos errores condujeron al dominio de otros grupos violentos en muchas áreas y al genocidio de líderes sociales. Ha sido una gran oportunidad desaprovechada, pues la raíz de nuestra larga historia de violencia está en la falta de control efectivo del Estado sobre vastas áreas de nuestro territorio. Y la violencia reciente ha estado asociada al control de las áreas de cultivos ilícitos. Estos son los mayores retos que enfrentará el gobierno Duque.

La polarización entre Uribe y Santos, la división del país entre ‘amigos y enemigos de la paz’ y la forma como se sujetó el ritmo de negociación a la agenda internacional del Presidente fortalecieron la posición negociadora de las Farc y llevaron a algunas concesiones excesivas. Duque se comprometió a hacer enmiendas, pero debe evitar poner en peligro lo logrado.

El balance es positivo en relaciones exteriores. Se pasó del peligroso aislamiento en que habíamos quedado al final de la era Uribe a un apoyo generalizado al país. Eso resultó esencial para la desmovilización de las Farc, pero también ha rendido frutos en otras áreas (ingreso a la Ocde, eliminación de visas en la Unión Europea). La dinámica de la Alianza del Pacífico es muy promisoria. Ojalá haya continuidad en estos frentes.

Sin embargo, también allí hubo lunares. Santos se demoró mucho en alejarse de sus ‘nuevos mejores amigos’, cuando ya era evidente que habían degenerado en una destructiva dictadura. Y no manejó bien el chicharrón de Nicaragua cuando explotó en sus manos por los errores de gobiernos anteriores.

El legado es positivo en infraestructura, las TIC y vivienda. El ambicioso programa de inversión en carreteras (las 4G) y otros medios de transporte está avanzando, a pesar de los contratiempos causados por el escándalo de Odebrecht. El gobierno Duque haría bien en consolidarlo y completar la detenida reforma institucional del sector, poniendo en operación la Upit y la Crit (la unidad de planeación y la comisión de regulación integradas), como lo ha solicitado el Consejo Gremial.

Santos se comprometió a convertir a Colombia en la más educada, pero solo deja avances parciales con los programas De Cero a Siempre, Todos a Aprender, Ser Pilo Paga y los estímulos asociados al índice sintético de calidad escolar. Queda mucho por hacer en este campo, comenzando por corregir el monumental error reciente de suspender por un año las pruebas Saber.

En salud, el ministro Gaviria mejoró varios aspectos del funcionamiento del sistema y logró el milagro de controlar, aunque no resolver, la crisis financiera estructural del sector. Pero hay aún grandes retos por superar.

Se manejó bien la destorcida de precios del petróleo, pero queda por hacer parte del ajuste fiscal, por cuanto se acaba la sobretasa temporal a las empresas en el 2019. Se deja una innovación institucional importante, la regla fiscal, aunque llegó tarde para manejar la bonanza. Y se hizo una reforma muy imperfecta del uso de las regalías.
El resto es desolador. Se hizo poco en políticas de competitividad e innovación y hubo retrocesos en política agropecuaria, minera y energética, aunque eran tres de sus cinco publicitadas locomotoras. No se avanzó en resolver la crisis de la justicia y el sistema penitenciario. Y poco en materia ambiental y cultural.

En general, brilló por su ausencia el ‘buen gobierno’. Lo único dulce en materia de gobernabilidad fue la abundante ‘mermelada’. Ojalá Duque cumpla con acabarla.

GUILLERMO PERRY

Columnistas

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.