Arrogancia y paz

Arrogancia y paz

Hay que deponer la arrogancia y hacerles campo a los otros para la foto de la firma del acuerdo definitivo.

16 de octubre 2016 , 02:36 a.m.

La arrogancia es mala consejera en la política. Hace unas semanas, Donald Trump iba disparado en las encuestas, alcanzando a Hillary Clinton. Pero la arrogancia de que ha hecho gala al insistir en comentarios inaceptables contra las mujeres, los inmigrantes, su contendora y los líderes tradicionales de su propio partido ha producido un cambio de tendencia en la opinión, del que le será difícil reponerse.

El inesperado resultado en nuestro plebiscito no solo se debió a la manipulación de la opinión que hicieron algunos promotores del No. La arrogancia de lado y lado incidió en los altos niveles de abstención.

Por fortuna, Santos reaccionó muy bien, reconociendo de inmediato la derrota e invitando a quienes promovieron el No a presentar sus propuestas de modificación del Acuerdo suscrito con las Farc. Y ellos aceptaron, mostrándose abiertos a dialogar para llegar a consensos que permitan darle un sustento político amplio a un acuerdo modificado para la terminación del conflicto. Los dirigentes de las Farc también reiteraron su voluntad de paz y su disposición a considerar cambios en lo acordado.

Pero lo más importante han sido las manifestaciones multitudinarias de la sociedad civil y las expresiones inequívocas de las víctimas del conflicto, de los empresarios, los profesores y estudiantes, todas ellas en favor de un pronto acuerdo por la paz. Nuestra dirigencia política y las Farc (y el Eln) no se pueden dar el lujo de desconocerlas.

Hay que admitir, sin embargo, que no será fácil renegociar ajustes del acuerdo en un plazo breve, dada la diversidad de actores y posiciones. Se requiere que todos pongan sus enormes egos en el congelador por un rato y se aproximen al tema con algo de humildad y presumiendo la buena fe de la contraparte. Ni los del No pueden desconocer los avances sustanciales que se hicieron en cuatro años de compleja negociación, ni los del Sí pueden pretender que se hagan apenas arreglos cosméticos a la carrera.

No pareciera difícil llegar a compromisos en temas sensibles como las restricciones de la libertad para quienes confiesen haber cometido crímenes de lesa humanidad, pues los del No ya no están pidiendo cárcel para ellos. Tampoco parecería imposible convenir que, en esos casos, solo puedan ser elegidos después de haber pagado su pena. Y los del Sí deben abandonar la pretensión de incorporar el Acuerdo como bloque de constitucionalidad y de dotar al Presidente de poderes excepcionales para su implementación.

Puede resultar más difícil acordar modificaciones en temas de tierras y narcotráfico y con respecto al complejo aparato convenido para la justicia transicional. Pero habrá que encontrar compromisos entre posiciones muy disímiles que parecen tener algunos grupos sobre estos temas.

Es importante acallar las voces que ya comienzan a adoptar actitudes arrogantes de lado y lado. No ayudan para nada. El Presidente no se debe dejar influenciar por ellas y debe tener paciencia y humildad para poder conducir el barco a buen puerto.

Del lado del No ha habido posiciones muy constructivas, con propuestas específicas, como las de Marta Lucía Ramírez y el expresidente Pastrana. El mismo Uribe ha morigerado varias de sus posiciones extremas de campaña, aunque aún insiste en otras (en materia de tierras y justicia transicional) que no tienen viabilidad alguna. Es indispensable que busquen converger con rapidez en los puntos que consideren más importantes y presenten propuestas concretas, ojalá unificadas, que no pretendan arrasar con temas neurálgicos del Acuerdo.

Cada cual debe hacerles campo a los otros para la foto de la firma del acuerdo definitivo. De lo contrario, la historia los juzgará con severidad, como a líderes que antepusieron sus egos al interés colectivo.

GUILLERMO PERRY

Columnistas

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA