La rapiña

La rapiña

Este naufragio en ciernes ya empezó a atraer a los despojadores. Saben que el hundimiento del orden mundial vigente les puede significar grandes ganancias.

21 de noviembre 2016 , 12:39 a.m.

En varias culturas se mantuvo la costumbre de que los naufragios eran una oportunidad para enriquecerse con la tragedia. En las ilustraciones de la época aparecen los despojadores removiendo con crueldad hasta las últimas tiras de ropa de quienes lograban llegar a las playas. Los cadáveres eran igualmente despojados y enviados de regreso al mar sin miramientos.

En la última elección estadounidense empezó el naufragio del orden internacional. La llegada de Trump al poder será el arrecife que terminará haciendo volar en mil pedazos el casco de ese navío que condujo al mundo hasta acá, sin grandes conflictos estratégicos y sin conflagraciones de alcance global. No es que no se hayan vivido desgarradoras guerras, pero en perspectiva histórica no se han repetido las tragedias vividas por la humanidad en la primera mitad del siglo XX.

Aunque parecería temprano para saber a ciencia cierta cuál es el rumbo preciso de la política internacional de Trump, hay suficientes indicios en la campaña y en las primeras semanas como presidente electo para empezar a armar –a grandes trazos– el rumbo que se puede esperar. Sin duda, un ejercicio de esa naturaleza tiene mucho de especulativo, pero hay que empezar esa reflexión para saber a qué atenernos.

La primera línea conceptual del nuevo gobierno parece ser el aislacionismo. Aun cuando esa actitud no es extraña para los estadounidenses, en un mundo altamente interdependiente, acostumbrado a un papel protagónico de los EE. UU., no va a ser fácil acomodarse a un entorno caracterizado por unos gringos, consistente y deliberadamente, en retirada.

El segundo lineamiento será un bajo perfil en los escenarios multilaterales. Clinton, Obama y hasta el propio Bush les otorgaron una especial primacía a las estructuras y a la diplomacia multilaterales. El corolario es que muchas de estas entidades –como la ONU, la OEA, el Banco Mundial y el BID, por ejemplo– sufrirán de inanición financiera, dado que los gringos eran sus principales contribuyentes, compromiso que no parece fácil de lograr con Trump. Sin embargo, el aspecto más grave es que las dos directrices arriba mencionadas confluyen en que la política exterior estadounidense será mucho más unilateral, más impositiva, menos consensuada y con alto potencial de conflictividad, en los casos en que la Casa Blanca perciba amenazas a sus intereses.

En tercer lugar, el hombre del mechón rubio ya ha puesto sobre el tapete su poca admiración por el acatamiento a los tratados y acuerdos internacionales vigentes. La lista de aquellos que quiere revisar o eliminar se expande todos los días. La consecuencia de esa actitud es que se siembren las semillas que terminen diluyendo el acatamiento global de los marcos legales que rigen las relaciones internacionales. Se corre el riesgo de volver a la ley de la selva. Los autócratas y dictadores están de plácemes.

La última directriz es el abandono deliberado de los compromisos de seguridad que Estados Unidos lleva ofreciendo por décadas a regiones y países estratégicos en las zonas de alto riesgo de agresión o de conflicto con los vecinos o enemigos. De un momento a otro, estos beneficiarios se van a encontrar huérfanos del manto disuasivo que ofrece la alianza para la seguridad con los estadounidenses.

Este naufragio en ciernes ya empezó a atraer a los despojadores. Saben que el hundimiento del orden mundial vigente les puede significar grandes ganancias. Muchos, como China, Rusia, India, Corea del Norte, Irán... están ávidos de quedarse con los tesoros que dejarán los gringos.

Dictum. Que Álvaro Uribe le diga a Trump que la paz en Colombia es una amenaza a la democracia mundial raya con traición a la patria.

GABRIEL SILVA LUJÁN

Columnistas

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA