De dioses, héroes y hombres

De dioses, héroes y hombres

La pregunta de si existe un ser superior está de nuevo rondando las almas y las mentes.

23 de octubre 2017 , 02:25 a.m.

Dios está de moda. El debate sobre su existencia está candente. Hasta hace poco, el llamado ‘racionalismo’ ateo o agnóstico campeaba a sus anchas impulsado por las ideologías materialistas que colonizaron a la humanidad en el siglo pasado. Pero las cosas han cambiado y la cuestión sobre la divinidad ha resurgido con fuerza.

La pregunta de si existe un ser superior está de nuevo rondando las almas y las mentes de la gente del común, pero también tortura a pensadores e intelectuales del mayor calibre. Ese inusitado interés explica el éxito taquillero que ha tenido el pulso intelectual, que patrocina la Universidad Javeriana, entre dos pensadores que le han dedicado buena parte de su vida precisamente a esta cuestión. Me refiero al profesor británico Richard Dawkins, autor, entre muchos libros, del ‘El Espejismo de Dios’, que cuestiona la creencia en un ser superior, y el filósofo y teólogo jesuita colombiano Gerardo Remolina, autor de ‘Los fundamentos de una ilusión’. Es un duelo de titanes.

El otro indicio de la importancia que ha adquirido este debate es el éxito rotundo que ha tenido el libro de Yuval Noah Harari –autor científico e historiador–, ‘Sapiens. De animales a dioses: una breve historia de la humanidad’, que le asigna un protagonismo central a la religión, la cual, según él, a pesar de su carácter de falsedad objetiva, ha sido crucial en cimentar la cohesión humana, la dominación y el poder. ¿Por qué revive ese debate sobre la existencia de Dios con esa fuerza tan inusitada?

La desaparición de las ‘religiones’ ideológicas y políticas que, como el comunismo, pretendieron ser un sustituto de las ‘religiones espirituales’, tiene mucho que ver. El colapso de la Unión Soviética desató un escepticismo generalizado sobre la posibilidad de que el hombre fuera capaz de construir el ‘Jardín del Edén’ aquí en la tierra. Ante ese fracaso, la gente vuelve a creer que de pronto la tierra prometida sí existe, pero en el cielo.

El capitalismo también le falló a mucha gente. Thomas Friedman, en su libro ‘La tierra es plana, una breve historia del siglo XXI’, afirma que la globalización conlleva la promesa de un mundo mejor y en paz, una humanidad más próspera y sociedades igualitarias. Otra frustración. La ‘religión económica’ del libre mercado tampoco nos llevó al paraíso. No en vano hay una decepción generalizada en cuanto al poder transformador del capitalismo, que empuja a la gente a reconsiderar su estilo de vida y a contemplar la espiritualidad como una alternativa.

La ilusión del poder omnímodo de la ciencia destronó, en los siglos XIX y XX, a la convicción incuestionada sobre la existencia de Dios. Más recientemente, la creencia de que la tecnología lo puede todo (celulares, internet, GPS...) crearon una nueva secta de adoradores de Google. Pero ya se siente un agotamiento entre quienes abrazaron la nueva fe y aparecen en el horizonte síntomas de que la gente está dándose cuenta de que la tecnología no es más que un becerro de oro. Ante la perplejidad con la ciencia y la tecnología, hay un regreso al refugio de Dios.

El odio y el terrorismo religiosos llevan a que las sociedades agredidas se aferren con más fervor a los valores que ven amenazados por otras culturas religiosas. Es una espiral que alimenta el extremismo religioso y la intolerancia. Y también genera una revalorización del rol que el concepto de dios juega en la identidad y en la seguridad nacional. Como se ha dicho en otras ocasiones, así Dios no existiese se ha vuelto otra vez indispensable para la humanidad.

Dictum. Bush y Obama están de acuerdo: Trump es una amenaza para la seguridad del mundo. Que coincidan dice mucho.

GABRIEL SILVA LUJÁN

Columnistas

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA