Diálogo entre opuestos

Diálogo entre opuestos

Necesitamos un diálogo más grande, más generoso, metapolítico. Capaz, precisamente, de poner en evidencia toda la dinámica perversa de la politiquería.

25 de enero 2017 , 06:30 p.m.

Tenemos que construir juntos, entre quienes sentimos y pensamos distinto. Porque ante la polarización actual, después de 50 años de conflicto armado, es obvio que este país lo construimos entre todos o no hay futuro tranquilo para nadie. Y para construirlo de manera participativa, todos y todas tenemos que cambiar.

La disyuntiva es que o avanzamos juntos y decididamente hacia los valores morales que nos permitan crecer como seres humanos y como sociedad o, en la espiral de antivalores en que estamos, descendemos hasta los niveles más bajos, donde no importa el bien común y solo quedará la lucha de intereses entre grupos políticos, empresariales o de medios de comunicación, para proteger sus propios propósitos.

Por eso hay que poner en marcha un proceso entre diferentes que nos lleve a avanzar, en medio de riesgos imprevisibles, hacia una sociedad fundamentada en la dignidad humana y la profundidad espiritual, en la búsqueda de la verdad sin miedos, en la superación de la exclusión social, económica y política; en la protección de la naturaleza y en la consolidación de instituciones justas, democráticas y creíbles. Y, por supuesto, en la lucha por terminar con la corrupción, que se fundamenta en la mentira, la codicia, el desprecio de los intereses generales y el engaño.

Estamos convencidos de que esta construcción entre diferentes tiene que estar marcada por el desinterés ante el prestigio, el protagonismo o el dinero. Y comprometida y entregada a la búsqueda de una nación reconciliada, capaz de creer en sí misma. No negamos la importancia de la contienda política ni de los partidos en la campaña presidencial, que son parte del juego democrático. Pero necesitamos un diálogo más grande, más generoso, metapolítico. Capaz, precisamente, de poner en evidencia toda la dinámica perversa de la politiquería. Y por eso, capaz de contribuir a transformar la política.

Por estas razones, en La Paz Querida, con el patrocinio del Instituto Kroc de la Universidad de Notre Dame y del PNUD, hemos puesto en marcha un diálogo franco entre opuestos. Y hemos empezado a reunirnos con la decisión de ser respetuosos de la diferencia y, al mismo tiempo, ser audaces en buscar la verdad en un discernimiento común y crítico. Con el propósito de seleccionar temas que nos importan a todos. Para mirar la totalidad de los datos, analizarlos desde distintos puntos de vista, establecer con rigor las diversas maneras de entenderlos y llegar, si es posible, a juicios compartidos sobre lo que podemos afirmar como realidad, independientemente de las expectativas de los partidos y de las organizaciones a las que pertenecemos.

Queremos salir de los prejuicios, de las posiciones de grupo, del argumento de autoridad que determina que una cosa es cierta por el líder político o el profesor de ciencias sociales que la dijo. Queremos superar el estado de opinión de las noticias contaminadas por presiones emocionales, y sopesar entre diferentes la totalidad de la información sobre qué está ocurriendo y someterla al debate para buscar la verdad provisoria que responda a todas las preguntas pertinentes en un momento dado, gústennos o no las respuestas.

Y a partir de esas conclusiones, vamos a invitar a tomar decisiones a los responsables. Porque solo la puesta en marcha de los cambios que pide la realidad libera a una sociedad de los obstáculos mentales y los intereses grupales e individuales que hicieron de Colombia un país rico en bienes naturales y culturales, pero atrapado en polarizaciones, corrupción, mafia y guerra. Este es un intento más de sociedad civil, unido a muchos otros en Colombia. Donde personas independientes ejercemos el deber de pensar y actuar como pueblo soberano.


Francisco de Roux

* Miembro de La Paz Querida

Columnistas

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA