Un naturalista consecuente

Un naturalista consecuente

Aníbal Patiño recorrió a pie el sur del país y allí realizó importantes investigaciones.

18 de marzo 2017 , 12:00 a.m.

Cristóbal Colón fue el autor de aquella metáfora maravillosa que definió a América por varios siglos como el paraíso terrestre.

Hoy cuando desde el río Grande en México hasta la Patagonia en Argentina vemos cómo la mano salvaje del hombre viene acabando con ríos, mares, lagos, bosques, valles y montañas, podemos decir que en el continente americano hemos pasado del paraíso terrestre al infierno de la naturaleza.

Desde la época del almirante genovés, el continente americano fue un espacio prodigioso ávido para los científicos europeos que querían venir al Nuevo Mundo a investigar sobre la riqueza y variedad de la flora y la fauna, sobre su clima, su suelo y su subsuelo.

Las culturas aborígenes fueron las primeras en respetar la naturaleza y darle el uso adecuado que se requiere. La poesía náhuatl, que está inscrita en los muros del Museo Antropológico de México, así lo confirman.

Luego vinieron: el español José Celestino Mutis, quien hizo una interesante investigación sobre la flora y la fauna en la Nueva Granada, hoy llamada Colombia.

En la época del sabio Mutis viajaron desde Alemania y Francia, los científicos Alejandro von Humboldt y Aimé Bonpland quienes llegaron a Venezuela, bajaron por el río Orinoco hasta el río Negro, recorrieron Colombia, Ecuador, Perú, Cuba y México, midiendo volcanes y recopilando especies, para descubrir que la naturaleza estaba íntimamente conectada, y representaba una unidad dentro de la diversidad.

El paisaje americano que describe con maestría la Andrea Wulf en su libro sobre el Humboldt, ‘La invención de la naturaleza’, hoy está en peligro de muerte.

En el siglo pasado, arribaron los etnobotánicos Theodor Koch-Grünberg y Richard Evans Schultes, quienes venían en busca de la yakruna, la planta sagrada de las tribus del Amazonas. Su experiencia científica está consignada en el libro ‘El río’ de Wade Davis.

Aquella unidad o ecosistema, como hoy lo llamamos, está siendo amenazado por los nuevos conquistadores del capitalismo global, que ya no vienen con fines científicos sino que con la avidez que los caracterizan, contaminan y desvían ríos, secan lagunas y se apropian de reservas naturales para construir sus megaproyectos urbanísticos, como sucede hoy en la Sabana de Bogotá.

El paisaje americano que describe con maestría la investigadora Andrea Wulf en su reciente libro sobre el barón Humboldt, ‘La invención de la naturaleza’, hoy está en peligro de muerte.

Valga la pena realizar este pequeño viaje por nuestro paisaje americano para destacar aquí la intensa labor que realizó el investigador, científico y académico Aníbal Patiño Rodríguez en el suroccidente colombiano.

Patiño Rodríguez recorrió a pie el sur del país, para realizar importantes investigaciones en el volcán Puracé, en la laguna de Sonso, en la región de Zarzal y Roldanillo, y en la población de Villarrica, en el Cauca.

A finales de 1990, la presidencia de la República lo reconoció como el primer ecólogo del país, el Banco de Occidente le otorgó el Premio Planeta Azul, por su labor incansable con el medioambiente y la Universidad del Valle lo reconoció con la Gran Cruz. Gracias a Patiño Rodríguez la laguna de Sonso, que hace poco estaba siendo parcelada por unos empresarios inescrupulosos, fue declarada reserva natural.

Aníbal Patiño Rodríguez, el naturalista consecuente, murió a la edad de 97 años.

FABIO MARTÍNEZ
www.fabiomartinezescritor.com

Columnistas

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA