La democracia es como el arco iris

La democracia es como el arco iris

En segunda vuelta será muy difícil seguir en el centro, los polos siempre se tensionarán.

29 de mayo 2018 , 12:00 a.m.

Los resultados electorales del pasado 27 de mayo deben hacernos sentir satisfechos a los colombianos independientemente de nuestro voto. La razón fundamental es que así haya ganado el candidato de la derecha Iván Duque, el espectro político se amplió, y el centro comandado por Sergio Fajardo y la izquierda representada en Gustavo Petro obtuvieron una votación sin precedentes nunca antes vista en unas elecciones presidenciales.

Incluso en una hipotética decisión, si la Coalición Colombia de Fajardo y la Colombia Humana de Petro llegaran a unirse en la segunda vuelta, le ganarían al candidato del expresidente Álvaro Uribe Vélez.

Pero sabemos que Colombia aún no está madura para hacer alianzas. De todas maneras, así como muchos liberales y del partido de la U. ya se alinearon alrededor de Duque, así mismo muchos militantes de Fajardo van a apoyar y votaran por Petro.

En la segunda vuelta electoral será muy difícil seguir en el centro pues los polos de la derecha y la izquierda siempre se tensionaran al máximo para que Fajardo y su coalición tome partido por uno u otro candidato.

Así haya ganado el candidato de la derecha Iván Duque, el espectro político se amplió, y el centro comandado y la izquierda  obtuvieron una votación sin precedentes.

La mesa electoral está servida: o la Coalición Colombia de Fajardo y la Colombia Humana de Petro se unen para cambiar el país o como dice mi tía que es antiuribista, “seguimos los mismos con las mismas”.

O continuamos votando por un país desigual, corrupto y excluyente o tomamos el reto de votar por un país donde haya más inclusión y menos miseria.

O votamos por Duque que se opuso al Acuerdo de paz con las Farc o luchamos y profundizamos la paz en Colombia. La lección que dejó la contienda electoral del 27 de mayo es que el panorama político del país cambió. Los grandes derrotados fueron los liberales y las maquinarias políticas de Vargas Lleras.

Pese a su baja votación, Humberto de la Calle no fue un derrotado. Él pasará a la historia por haber logrado el acuerdo de paz con las Farc. Lo que sucedió fue que sus compañeros de viaje liberales lo dejaron solo y se plegaron al candidato uribista.

A Vargas Lleras no le funcionaron las maquinarias políticas porque estas, dentro de su oportunismo político, transfugaron hacia la extrema derecha. Y quedó derrotado el abstencionismo que bajó por primera vez en la historia.

Los ganadores fueron Colombia Humana de Gustavo Petro, la Coalición Colombia de Sergio Fajardo, y por supuesto, el pueblo colombiano que en la pasada contienda electoral comprendió que pese a las diferentes propuestas, hay que respetar la diversidad política y de pensamiento.

La democracia es como el arco iris: diversa y vario pinta.

FABIO MARTÍNEZ
- www.fabiomartinezescitor.com

Columnistas

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.