La nueva Ruta de la Seda

La nueva Ruta de la Seda

Se abre el camino para una economía real, basada en cooperación entre naciones mediante conectividad

19 de mayo 2017 , 12:00 a.m.

Con la participación de líderes de veintinueve países, y la presencia de sesenta y ocho observadores, se realizó en los días 14 y 15 del presente mes, en el Centro de Convenciones del Lago Yanqi de Beijing, la que se considera la reunión diplomática más trascendental para el futuro económico de las naciones. El encuentro, que se denominó Nueva Ruta de la Seda, abre el camino a un tipo diferente de globalización. Rompe con la globalización neoliberal y su especulación financierista, para establecer una economía real, basada en la cooperación entre naciones mediante la conectividad, la infraestructura y el equilibrio comercial asentado en hechos reales que desechan las tremendas desigualdades propias de la actividad especulativa.

Al cerrar la conferencia, el presidente de China, Xi Jinping, proclamó: “Hemos enviado un mensaje positivo al mundo”.

No hay duda de que este mensaje va a producir, con efectos casi que inmediatos, una transformación colosal, como la que generó el mismo mensaje enviado por China al mundo cuando inauguró la antigua Ruta de la Seda en el siglo I a. C. Basada en el negocio de la seda china, la Ruta de la Seda creó una red eficiente de vías comerciales que cubrió el continente asiático, y buena parte de Europa y África. Revolucionó el comercio y se mantuvo durante más de diecisiete siglos. Los países vieron crecer su prosperidad gracias a una forma de organización de comunicaciones viales que facilitó la circulación, no solo de la seda china sino de más de quinientas manufacturas y mercancías de todo tipo, que dieron lugar a la primera forma de globalización conocida.

La operación china que arrancó en el siglo I a. C. no recibió el nombre de ruta de la Seda hasta 1877, cuando el gran geógrafo alemán Ferdinand Freiherr von Richthofen publicó su monumental trabajo en 5 volúmenes ‘Resultados de mi propio viaje a China’ (‘China, ergebnisse eigener reisen’), de los cuales el primero, ‘Viajes y nuevas aproximaciones a la Ruta de la Seda’ (1877) es el que bautiza aquella hazaña.

Según lo acordado preliminarmente en la reunión de Beijing, la nueva Ruta de la Seda se extenderá desde China hasta Rusia y Europa, incluida el Asia central, y la ruta marítima cubriría desde China hasta África. Tendrá un presupuesto superior al billón de dólares (un millón de millones) y ejecutará el mayor proyecto de infraestructura jamás conocido.

¿Y América Latina quedará por fuera de ese proyecto magno que va a cambiar la historia del mundo? El presidente Xi Jiping fue claro en su discurso al expresar que ninguna nación será excluida de la Ruta de la Seda. Iramsy Peraza Porte relata en el diario ‘Granma’: “Todos (los líderes participantes) concordaron en que las particularidades del espacio geográfico que comprende la nueva Ruta de la Seda pueden generar un motor económico de gran impacto, por lo que Xi llamó a las naciones a trabajar de conjunto en tal objetivo”.

La nueva ruta se extenderá desde China hasta Rusia y Europa, y la ruta marítima cubriría desde China hasta África. Tendrá un presupuesto superior al billón de dólares

América Latina tiene aquí una oportunidad única e irrepetible de encontrar la solución al desastre económico pavoroso que hoy la amenaza, en gran parte por la incapacidad de sus líderes para generar un proyecto de cooperación y conectividad continental, mientras que los propagadores del caos y la desintegración actúan con pleno éxito.

Los líderes y los pueblos de nuestro continente no tienen otra alternativa que asumir la realidad y convencerse de que la larga y siniestra noche neoliberal ha llegado a su fin. No es sino observar la catástrofe social y económica que la reacción neoliberal ha producido en Argentina y Brasil, para entender que desaprovechar la oportunidad que nos ofrece la nueva Ruta de la Seda equivale a suicidarnos.  No son fósiles ideológicos, como el senador Uribe, o el atrabiliario presidente argentino Macri, o el golpista Temer de Brasil (hoy al borde del enjuiciamiento político y judicial), los modelos de líderes que necesitamos para integrarnos en el nuevo orden económico mundial que comenzó a construirse el pasado 15 de mayo.

Requerimos pensadores de verdad, hombres y mujeres con visión de grandeza y capacidad para entender hacia dónde va el mundo. Esos hombres y esas mujeres de América Latina están ahí, han resistido por años contra el poder de las tinieblas y aguardan que la dinámica de la historia y el instinto de los pueblos les señale su momento. Para América Latina, ese momento ha llegado.

**********

Cultura saharaui. El próximo 23 de mayo, en las Aulas de Ciencias Humanas, auditorio 120 de la Universidad Nacional, entre 5 y 8 p. m., tendrá lugar el Festival de la Cultura Saharaui, nación africana que batalla por su independencia. Entre otros temas se hablará del Festival Artifariti ‘encuentros internacionales de arte y derechos humanos en el Sahara occidental’; Festival Internacional de Cine Fisahara; proyectos audiovisuales; Escuela de Formación Audiovisual del Sahara Occidental; arte rupestre y viajes solidarios a África. Será conferencista principal el diplomático saharaui doctor Mujtar Leboihi.

Esta muestra cultural nos enseña cómo un pueblo, mientras libra una dura lucha por su independencia, cultiva y se enaltece con los más altos valores del espíritu humano. La solidaridad con el pueblo saharaui es un deber de todas las mentes que comparten esos valores.

ENRIQUE SANTOS MOLANO

Columnistas

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA