La vida y la paz

La vida y la paz

La paz nos permitirá luchar con mejores éxitos contra ese cuadro bárbaro de homicidios que ha enlutado a la nación por décadas.

08 de septiembre 2016 , 03:47 p.m.

La paz es el silencio de los fusiles. O en otras palabras: el fin del conflicto armado. En esta definición, en apariencia minimalista, de la paz, así no sea la acogida explícitamente ni por el Gobierno ni por las Farc, se encuentra la razón fundamental para apoyar los acuerdos: sin conflicto armado se salvarán vidas humanas.

No es una simple ilusión. Ya en los últimos meses han podido comprobarse los efectos del proceso, desde que comenzaron a silenciarse los fusiles. Importa repetir lo registrado por el Centro de Estudios para el Análisis de los Conflictos (Cerac): el período entre julio del 2015 y agosto del 2016 es el “de menor intensidad del conflicto en sus 52 años de historia, en número de víctimas, combatientes muertos y heridos”.

Hay que añadir los resultados benéficos que la paz tendrá en la disminución de la tasa general de homicidios y otros delitos que afectan la vida humana en el país. Aunque es difícil saberlo con exactitud, el impacto del conflicto en los niveles de homicidio es más significativo de lo que suele suponerse. La paz nos permitirá luchar con mejores éxitos contra ese cuadro bárbaro de homicidios que ha enlutado a la nación por décadas.

Por supuesto que una garantía absoluta de que la paz sea duradera es imposible. Un proceso mal diseñado puede eventualmente conducir a mayores conflictos. Es necesario prevenir que se desaten nuevos ciclos violentos, como ocurrió en Centroamérica.

El acuerdo que se firmará el 26 de septiembre contiene, sin embargo, un cronograma rigurosamente detallado para el desarme y la desmovilización, sujeto a un mecanismo de verificación internacional con participación de la ONU. Tiene el visto bueno de nuestras Fuerzas Armadas, vigilantes además sobre su cumplimiento.

Es cierto que otros grupos armados ilegales seguirán existiendo tras la firma de la paz, incluidos quizás grupos renuentes dentro de las mismas Farc. Pero desaparecidas las Farc como organización armada, las fuerzas del Estado estarán en mejores condiciones para seguir consolidando la seguridad de los ciudadanos. Las amenazas a enfrentar serán menores. Y la revolución armada se quedará sin ese discurso legitimador de la violencia, que en el pasado le sirvió para reclutar militantes.

La razón de apoyar los acuerdos porque se salvarán vidas debe anteponerse a sus críticas. Estamos frente a una de esas circunstancias descritas por el filósofo Isaiah Berlin, que nos exigen transacciones entre valores contrapuestos. La paz absoluta es tan imposible como la justicia absoluta. En términos simples, aquí además, hoy por hoy, se excluyen.

En tales circunstancias, observó Berlin, se hace inevitable elegir. Son decisiones “dolorosas” y “agonizantes”. Para conquistar la una es necesario sacrificar partes de la otra. “¿Cuánto de justicia, cuánto de perdón?”.

Berlin defendió con sabiduría la necesidad de transar entre valores con el fin de construir una sociedad pluralista. Y advirtió los riesgos de buscar soluciones perfectas para los problemas sociales. Esas búsquedas utópicas son “incoherentes” e “inimaginables” y desembocan con frecuencia en “sufrimiento, miseria, sangre, terrible opresión”.

El mensaje de Berlin no es solo de orden práctico, con efectos de enorme importancia. Como lo señaló, su mensaje también es conceptual. Para evitar “conflictos destructores” hay que transar entre valores.

Al apreciar la paz en su definición más elemental –el silencio de los fusiles–, se aprecia mejor la razón básica para respaldar los acuerdos logrados entre el Gobierno y las Farc, a pesar de sus imperfecciones. Gana la vida, y se abren así perspectivas para un futuro civilizado.


Eduardo Posada Carbó

Columnistas

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA