SITP: borrón y cuenta nueva

SITP: borrón y cuenta nueva

Bogotá necesita un verdadero sistema integrado de transporte y para esto es necesario terminar con los actuales contratos.

08 de noviembre 2016 , 02:41 p.m.

El Sistema Integrado de Transporte Público de Bogotá (SITP) parece seguir el patrón de muchas de las apuestas para mejorar la movilidad del principal centro urbano del país: nos quedamos en anuncios y diseños o en implementaciones a medias. Es evidente que dicho modelo fracasó en su concepción y que es hora de dar una solución de fondo que incluya una redefinición de sus principios operativos y una renegociación profunda de los contratos.

En su concepto actual, el SITP data de hace cerca de 10 años, cuando Samuel Moreno fue elegido alcalde mayor e incluyó al transporte integrado en su plan de gobierno. La idea era seguir el estándar observado en otras ciudades del mundo (incluyendo la mayoría de capitales de América Latina) en donde el servicio urbano de pasajeros se presta bajo un esquema de planificación centralizada y tarifa de recaudo unificado a través de medios inteligentes, sin que exista competencia por usuarios a lo largo de un mismo corredor vial.

No lo logramos. Por problemas técnicos durante su implementación, sumado a la limitada articulación con las rutas alimentadoras de Transmilenio, el SITP excluyó frecuencias necesarias dejando a sectores de la ciudad con una oferta insuficiente. Fracasamos también en el requisito fundamental de contar con conductores apropiadamente entrenados, de tal suerte que no sean promotores de siniestros viales. Los buses azules deberían ser símbolo de progreso y no de accidentes que involucran vidas de peatones, ciclistas y motociclistas.

Lo anterior sumado al problema estructural de los contratos. El bien intencionado (aunque para mi gusto equivocado) principio de democratización de la oferta derivó en la concesión de zonas vertebrales a empresas sin la debida experiencia y capacidad financiera, olvidando que el más importante principio a defender era la garantía de un servicio de calidad para el bienestar y desarrollo económico de la ciudad. Así, el SITP no pudo cumplir la promesa de un esquema de plena integración, al punto de convertirse en sinónimo de los mismos males característicos del sistema colectivo que pretendía reemplazar: un servicio malo, costoso e ineficiente, prestado por buses chimenea y equipos obsoletos que presentan frecuentes fallas mecánicas que ponen en peligro la integridad de los usuarios.

Hoy la tarea parece igual de compleja que antes. En la asignación de las concesiones para las 13 zonas que debía cubrir el SITP, se tomaron decisiones equivocadas que hacen difícil corregir el rumbo. Los costos de chatarrización y los asociados a las compensaciones para los pequeños transportadores que salieron del sistema fueron exagerados y afectaron el cierre financiero, lo que a su vez llevó a que las concesiones se plantearan para un término cercano al cuarto de siglo. Esto dificulta la opción de terminar los contratos de manera unilateral por parte del Distrito, dada la elevada retribución que habría que pagar a los operadores.

¿Sin la posibilidad de indemnizar para liquidar un acuerdo perjudicial para el interés general, qué hacer? Claramente no podemos apostarle a que el esquema colapse por sí solo, ni esperar dos décadas hasta que expiren. Tampoco vale la pena persistir en la inútil tarea de enderezar un árbol que nació torcido. Una posible solución sería que el Distrito asuma el difícil pero trascendental desafío de replantear el SITP desde su fundación. El talante del alcalde Peñalosa, quien pretende ser capaz de tomar decisiones necesarias aunque impopulares, podría servir para hacerle ver a los operadores que el progreso de la movilidad de la ciudad también es su responsabilidad. Bogotá necesita un verdadero sistema integrado de transporte y para esto es necesario terminar con los actuales contratos.

EDUARDO BEHRENTZ@behrentz

Columnistas

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA