No pite

No pite

En Bogotá, el mal uso del pito ya hace parte de nuestra cultura de movilidad. La bocina es únicamente para alertar sobre riesgos de seguridad vial. Por lo demás, no pite.

23 de enero 2017 , 06:28 p.m.

Según la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA, su sigla en inglés) de los Estados Unidos, los vehículos motorizados que circulan por calles y carreteras públicas deben contar con elementos sonoros (bocina o claxon) que permitan anunciar a otros conductores la existencia de riesgos en la vía. Diversas agencias alrededor del mundo tienen políticas similares, lo que determina que, virtualmente, todo bus, vehículo de pasajeros o motocicleta que se encuentre en circulación cuenta con tales accesorios.

El Departamento de Automotores de California les aclara a quienes desean tramitar una licencia de conducción que la utilización de la bocina es exclusiva para situaciones de emergencia y que constituye una contravención pitar de forma exagerada o innecesaria. Más aún, según dicha autoridad, es contario a las normas pitar a peatones y usuarios de bicicletas, excepto en aquellos casos en los que la integridad de esos usuarios se encuentre en peligro.

Las normas y protocolos internacionales sobre esta materia son claros en establecer que el pito es un elemento de seguridad vial, no una herramienta de sanción social ni un instrumento para afanar o lograr un comportamiento específico en otros actores viales. En varios estados de la Unión Americana, las normas de tránsito incluyen multas a quienes hagan uso inapropiado de estos equipos (por ejemplo, pitar a quien se demora en iniciar su marcha después de un cambio semafórico), las cuales alcanzan en algunos casos penalidades de hasta 350 dólares (cerca de un millón de pesos).

Estos antecedentes parecen útiles y deberían ser implementados en las ciudades colombianas, especialmente en Bogotá, donde el mal uso del pito ya hace parte de nuestra cultura de movilidad. Es difícil encontrar una intersección importante o una vía de alto flujo vehicular en las que no se presenten violaciones permanentes a lo antes enunciado, con implicaciones no solo en lo referente a nuestro comportamiento y etiqueta vial, sino también en el cada vez más severo problema de contaminación auditiva que enfrentamos.

Hace algunos años, como parte de su tesis de maestría en Ingeniería Ambiental en la Universidad de los Andes, José Pacheco documentó los niveles de ruido en las calles bogotanas y logró establecer de manera formal y cuantitativa la relación entre dicho ruido y los patrones de tráfico vehicular. Según los resultados de esta investigación, el principal promotor de la elevada contaminación auditiva en la ciudad (en la muestra de lugares analizados se observó el incumplimiento de la Resolución 627 del 2006 del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible en el 75 % de los casos) es la actividad de los automotores, en especial la asociada a los buses de transporte colectivo y las motocicletas.

Incluso, al analizar el denominado índice de ruido por tráfico (TNI, su sigla en inglés), la mala utilización de la bocina se convierte en un elemento determinante en el impacto negativo sobre la población, ya que provoca incomodidad y afectación en su bienestar y capacidad de interacción en el espacio público. Pitar es entonces un promotor de contaminación auditiva (uno de los mayores problemas urbanos según la Organización Mundial de la Salud) y, por ende, una acción que afecta nuestra calidad de vida y la competitividad de las ciudades que habitamos. Es además un acto de mala educación que suele resultar inútil, y en ocasiones contraproducente, en el intento de cambiar el comportamiento de quien recibe críticas o reproches por dicho medio.

En conclusión, la bocina es únicamente para alertar sobre riesgos de seguridad vial. Por lo demás, no pite.


Eduardo Behrentz
@behrentz

Columnistas

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA