Hojas de hierba sobre el Park Way

Hojas de hierba sobre el Park Way

Manuel es un artista plástico invisible que trabaja el arte de lo efímero.

08 de enero 2018 , 11:38 p.m.

A las diez de la mañana de un lunes de enero, Manuel trabaja con un pincel, quitando impurezas de la tierra. Rescata en secreto una obra de arte. Siembra unas hileras de pasto, descubre las venas de unas hojas de hierba gigantes. Y todo a solas, y todo en silencio.

Esas hojas de hierba son los rastros que Manuel, el artista invisible, ha decidido dejar en beneficio del asombro de todos. Puede que usted lo haya visto en el Park Way haciendo lo suyo. A Manuel. Que de lejos parece un loco porque hace movimientos repetitivos y se agacha y se levanta y mira de lejos y vuelve a lo mismo. Y puede ser que se trate de un loco, pero un loco a lo Walt Whitman, que dejó en claro en sus ‘Hojas de hierba’ que su arte era para todos porque se trataba de todos. Así, Manuel, que pincela la tierra con paciencia, que descubre con pequeñas brochas las formas ocultas en el suelo, las resalta y las hace visibles solo para los inquietos.

Manuel es un artista plástico invisible que trabaja el arte de lo efímero. No sabe que escribo sobre lo que hace, porque su arte no tiene la pretensión de las galerías ni los museos; tampoco, el protagonismo de los murales. El arte de Manuel es toda una celebración a la vida. La de todos. Cualquiera podría tener una opinión sobre esas hojas en el Park Way, sobre los rastros del tiempo.

Habría que invitar a los niños a jugar con la tierra y a pensar. A reflexionar sobre el tiempo y el olvido. Todos podemos tejer versiones del mundo a partir de esos rastros que está dejando Manuel en el Park Way. ¿Por qué no? Aunque esos actos que no parecen dejar un capital al instante estén tan desprestigiados por estos tiempos. Pensar, reflexionar o contemplar han perdido tanto espacio en nuestras vidas que ya comenzamos a lamentarlo mucho.

Los rastros de esas hojas de hierba no son fáciles de ver. Los transeúntes también tienen que descubrir lo que Manuel se ha encargado de descubrir. Aquellas discretas obras no durarán mucho. A lo sumo, dos o tres días. Y si usted es uno de aquellos que se atreven a mirar el cielo o la tierra, a descubrir las formas ocultas de las nubes, del tiempo y la memoria, estará tocado por el sol como al descuido.

Ese concepto de lo efímero no debería existir, porque si bien el momento más sublime de un atardecer en Bogotá puede durar menos de 30 segundos, la permanencia de ese atardecer en el alma es para siempre. Allí estará para siempre, en ese banco de imágenes poéticas que todos guardamos sin darnos cuenta. Lo efímero es para siempre.

Hace 49 años, un señor vestido de negro, alto y delgado, le mostraba a un puñado de niños el rastro que dejaban los enanitos en el parque Nacional. Les mostró las huellas diminutas, los puentes que usaban para atravesar las riadas y las secretas entradas a su ciudad subterránea. Luego se fue y dejó a los niños a merced de su imaginación en el parque. Y esos niños durante ese año no dejaron de alimentar el cuento. Ese fue el regalo de aquel hombre en 1969. Esas imágenes me acompañan hasta el sol de hoy. Reposan en mi alma.

Como esos rastros de hojas de hierba sobre el Park Way. Están allí para el asombro y la memoria. Para la vida misma.

Walt Whitman nos dedicó sus ‘Hojas de hierba’ a todos nosotros de esta manera: “Cuando hube leído el libro, la biografía famosa, me dije: ¿es esto lo que el autor llama la vida de un hombre? ¿Y escribiría alguno así mi vida cuando yo haya muerto? Como si, en realidad, alguno supiera algo de mi vida. Pues yo mismo, a menudo, pienso que muy poco es lo que sé de mi propia vida. Solo algunos indicios, unos pocos rastros acá y allá. Los que aprovecho para mi uso y registro aquí”.

CRISTIAN VALENCIA
cristianovalencia@gmail.com

Columnistas

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.