Conversaciones de café

Conversaciones de café

Comprar transparente debería ser obligatorio para todos los alcaldes y gobernadores.

13 de junio 2017 , 12:00 a.m.

Hace muchos años, en un café que queda cerca del edificio de los parlamentarios del país, escuché a unos congresistas costeños, bravos porque tenían que aguantar este frío.

Uno de ellos, indignado, dijo que lo mejor era pasar un proyecto de ley para que los congresistas costeños legislaran desde un congreso alterno en Barranquilla o Cartagena. La propuesta fue muy bien recibida por todos –eran cinco–, pero luego de un silencio corto, uno de ellos dijo que no les convenía. Porque les quitarían la prima de instalación, los pasajes y un montón de prebendas que no anoté. Entonces, luego de otro silencio, uno de ellos dijo que eso no pasaría porque tendrían que venir una vez al mes a Bogotá, quedarse cuatro días –por mucho– y regresar. Y todos aplaudieron al tiempo. Entonces me metí, y les dije que no fueran tan ‘caralarga’. Se miraron, me miraron. Se atacaron de la risa, pagaron y se fueron. De cuando en cuando volteaban a mirarme como a un loco, y volvían a reír plenos de confianza.

Hace unos cuantos años, en una cafetería de San Diego, Cesar, escuché que la alcaldía de ese municipio costaba alrededor de doscientos cincuenta millones de pesos.

Quienes hablaban lo hacían en serio. Pensaban hacer una vaca entre muchos durante cuatro años para pagar candidato propio. Pregunté por las ventajas de tener un candidato propio. Y me miraron como a un loco, plenos de confianza en sí mismos y en el futuro.

Para adjudicar contratos le cobran a la gente el 30 o 35 por ciento de impuestos, más un ‘cómo voy yo’ (CVY) del 15 por ciento

Hace unos años me enteré de cómo cambia la vida con un candidato propio. Para adjudicar contratos le cobran a la gente el 30 o 35 por ciento de impuestos, más un ‘cómo voy yo’ (CVY) del 15 por ciento. Una de dos: o los contratos se inflan en 45 por ciento para poder cobrar lo justo, o ejecutan el contrato con un 55 por ciento de su valor real, cosa que iría en detrimento de la obra en cuestión. El CVY es algo que existe. Si una alcaldía vale dos mil millones de pesos, si ese inversor sale electo recuperará la inversión en cuestión de tres meses a punta del impuesto negro o CVY. Se rumora que una curul en el Congreso puede costar lo mismo que una alcaldía, pero con una curul se gana más, y además el que tiene la curul tiene el músculo financiero para hacerse reelegir las veces que quiera.

Hace unos pocos días me enteré, por boca de ingenieros constructores de este país, de que las licitaciones en la gran mayoría de municipios de Colombia se le adjudican a un solo proponente y en las ciudades más grandes, a dos. Que las licitaciones las hacen ad hoc, para que nadie más clasifique. Las vuelven tan específicas que nadie más puede llenar los requisitos. A manera de ejemplo, sería como decir que le entregarán una licitación a un hombre con nombre de arcángel cuyo nombre comience por S, que haya sido nieto de un general de cuatro soles que haya sido dictador de la república y candidato a la presidencia en el 70.

Hace unas horas escuché en una cafetería lo mismo que escuché hace muchos años y hace pocos años y hace todos los años: que la corrupción de este país es peor que cien guerrillas de siete mil guerrilleros cada una.

Hay una forma para comenzar a hacer lo correcto, para comprar con transparencia. Es un portal que se llama Colombia Compra Eficiente. Que yo sepa, pocos gobernadores y alcaldes lo usan porque... No sé por qué ¿Por qué? Comprar transparente debería ser obligatorio para todos los alcaldes y gobernadores.

Para continuar la purga, propongo que una de las dos cámaras se vaya al carajo. Con una sola basta y sobra. Aclaro que quiero que se queden los honestos, no vaya y sea que nos salga el tiro por la culata.

Sé que proponer en este país no sirve de mucho. Tan solo para incentivar otras conversaciones de café.

CRISTIAN VALENCIA
cristianovalencia@gmail.com

Columnistas

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA