¿Colombia también es Chocó?

¿Colombia también es Chocó?

A fuerza de paros de carácter indefinido, el Chocó ha conseguido lo poco que tiene.

08 de agosto 2016 , 06:27 p.m.

Cuando se aprobó el trazado de la carretera al mar Pacífico desde Quibdó, muchos chocoanos invirtieron en tierras al borde del camino porque harían grandes proyectos hoteleros y estaciones de gasolina y restaurantes. Las proyecciones turísticas eran muy optimistas, se estimaba que pasarían miles de vehículos al año. Pero pasó el tiempo. Y pasó el tiempo. Y pasó el tiempo. Y lo máximo que se logró fue una trocha vergonzante que no conduce a ninguna parte, que muere antes del Baudó, por donde se extravían los grandes proyectos y los buenos pensamientos. La única infraestructura que dejó la carretera al mar es un poblado que se formó al borde del camino que se llama la Ye, desde donde parte o partía o partió o partirá o partiere el improbable trazado hacia Nuquí (la construcción comenzó en 1967 y faltan todavía 60 kilómetros).

En octubre del 2004, los chocoanos hicieron un paro cívico que pretendía recordarle al presidente de entonces que tan solo seis meses antes les había prometido, en un consejo comunitario, 25.000 millones de pesos para esa carretera. El paro fue de carácter indefinido durante los primeros tres días, al cabo de los cuales tocó definirlo porque se estaban perjudicando ellos mismos. En Bogotá, el Distrito Capital de un país que no incluye al Chocó, los políticos habían escuchado la noticia –si la habían escuchado– como se escucha la noticia de un paro cívico en Kazajistán. En el 2009 los chocoanos repitieron el paro. Más de 20.000 personas protestaron por el abandono de la madre patria.

El 20 de junio del año 2000 el Chocó ya había estado en paro de carácter indefinido. Una nota del periódico EL TIEMPO dice que “los líderes del movimiento señalaron que desde hace 13 años se suscribieron acuerdos que el Gobierno Nacional no ha cumplido”. Los líderes del movimiento se referían a los acuerdos firmados luego de un paro cívico de carácter indefinido que tuvo lugar en Quibdó entre el 26 y el 30 de mayo de 1987. El paro terminó con la firma de un documento que se conoce como el ‘Pacto Social entre Colombia y el Chocó’, como si se firmara una paz entre dos países en guerra, como si el Chocó no fuera Colombia.

A fuerza de paros de carácter indefinido, el Chocó ha conseguido lo poco que tiene. Para la memoria está el paro de 1954. Al cabo de una semana de paro cívico, a los chocoanos les tocó regresar a la vida cotidiana porque nadie en el interior se había enterado de su protesta. Si Gabriel García Márquez no viaja hasta Quibdó para poder escribir lo que escribió, es probable que hoy en día no existiera el departamento del Chocó. En un aparte de esa crónica dice: “Fue así como la noticia inventada por necesidad terminó por ser la única cierta, magnificada por la prensa y la radio de todo el país y atrapada al vuelo por el gobierno militar para salvar la cara. (...) dos días después el general Rojas Pinilla declaró cancelada su propia determinación de repartir el Chocó a pedazos entre sus vecinos (...)”.

Todo esto es para decirle a este gobierno que Chocó entrará en paro cívico el próximo 17 de agosto, sobre todo porque nadie prestó atención a la jornada de protesta del pasado 20 de julio. Las razones son las mismas del paro cívico del 54, del 87, del 2000, del 2004, del 2009, del 2012: por carreteras, interconexión eléctrica, agua potable, saneamiento fiscal, escuelas dignas y hospitales.

Esta vez no creo que los chocoanos se contenten con un tratado entre Colombia y Chocó, porque el cartel que invita al paro es enfático en eso: “¿Somos o no colombianos?”. Ojo con el Chocó, señor Presidente. La suerte de su gente y su territorio también es nuestra suerte.


Cristian Valencia
cristianovalencia@gmail.com

Columnistas

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA