Amor por Santa Marta

Amor por Santa Marta

Es increíble lo que cambia una ciudad con buenas alcaldías. Es solo voluntad política.

16 de mayo 2017 , 01:09 a.m.

Daba pena mirar eso. Vergüenza ajena y propia. El estadio se caía a pedazos como si padeciera una enfermedad. También las piscinas, el coliseo, el diamante; todo el complejo deportivo padecía la enfermedad crónica de la desidia política. Y si alguien preguntaba desde cuándo pasaba eso, la respuesta era una cara larga, como si fuera desde el principio de los tiempos, mientras los funcionarios de la gobernación del Magdalena se paseaban en sus camionetas con su carita de Pancho Carón. Y nosotros, la gente de Santa Marta, ni siquiera nos atrevíamos a silbar su incompetencia públicamente, como debería ser. Deberíamos comenzar a silbar a los políticos ineficientes, a los ladrones, a los corruptos.

Hoy en día me da gusto pasar por ese complejo deportivo porque ya se nota un cambio. Tumbaron esas asquerosas y debilitadas estructuras con cara de nada, removieron basura y comenzaron a construir. Cada una de las obras tiene una enorme valla donde informan el costo, el tiempo de ejecución y un calendario con la cuenta regresiva que se actualiza diariamente. Además de esta información necesaria para la ciudadanía, el Alcalde hace unas jornadas de rendición de cuentas mensuales, en donde todos los ciudadanos, medios de comunicación y organismos de control pueden hacer un seguimiento minucioso de cada una de las obras.
Muchos opositores de la actual alcaldía se rasgaron las vestiduras porque iban a tocar el emblemático polideportivo y la villa olímpica. Un gesto bastante dramático y exagerado, a la luz del abandono de tantos años. ¿Por qué ahora? ¿Porque son opositores del alcalde actual y su antecesor? Entonces uno se pregunta si son opositores de unos políticos, o son opositores de Santa Marta. O son opositores de la trasparencia, de la eficiencia.

Ahora que los samarios están acostumbrándose a ver que la alcaldía trabaja por el bienestar público, todos se preguntan ¿qué rayos hicieron con la plata durante tantos años? ¿Para dónde se fue el dinero? Porque obras para Santa Marta se hicieron muy pocas en 30 años (por aventurar un lapso de tiempo, pero puede ser mayor el tiempo). En los últimos cinco años se han hecho centros de salud, parques, una plaza de mercado digno, se está reconstruyendo la villa olímpica, una unidad deportiva en el Bureche, una cancha en Gaira, centros de salud, parques en todos los barrios, están construyendo megacolegios y una biblioteca municipal, ampliaron la avenida del Río y la 30, hicieron puentes y recuperaron las playas del Rodadero, solo por citar algunas intervenciones.

Es increíble lo que cambia una ciudad con buenas alcaldías. Es solo voluntad política; no se trata solo de dinero. Se nota cuando la gente trabaja con mística y amor por la ciudad. También se notan el desamparo y la degradación cuando mandan la desidia, la indolencia y la corrupción, como me temo que pasaba antes de los alcaldes Caicedo y Martínez.

Todos los samarios de hoy están de acuerdo en los grandes avances de la ciudad. Los únicos que quizá no lo estén es porque tienen otros intereses. Personales, supongo. Pero la gente del común, de todas las condiciones socioeconómicas, está de acuerdo en que Santa Marta mejora y mejora y mejora. Creo que esa forma de gobernar ha llegado para quedarse. Será difícil que los ciudadanos regresen a lo de antes, es decir, a nada: a votar por una teja, un bulto de cemento o una falsa promesa.
Ojalá sea así. Ojalá sea por fin el comienzo del siglo XXI.

CRISTIAN VALENCIA
cristianovalencia@gmail.com

Columnistas

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA