Después del Papa llega el Festival del Diablo III

Después del Papa llega el Festival del Diablo III

Aunque no tiene muchos devotos entre las marcas, en pocas ediciones se ganó a un público exigente.

30 de agosto 2017 , 12:00 a.m.

El Carnaval del Diablo en Riosucio, Caldas, y el Festival del Diablo en La Calera, a pocos kilómetros de Bogotá, son considerados por algunas marcas nacionales como el agua y el aceite, a pesar de que ambos tienen como eje central la sana veneración del diablo, un personaje que en nuestro país se ha ganado algunos motes coloquiales como el ‘Putas’, el ‘Bajísimo’, el ‘Maligno’, el ‘Patas’ o sencillamente el ‘Divino Putas’, como lo llaman en Riosucio.

El mismísimo Lucifer cuya sola mención aún hace santiguar señoras en las ciudades y que en el campo sigue siendo el protagonista de historias nuevas y de vieja data, que se han mantenido vivas por obra y gracia de la tradición oral y de la música.

Y no estamos hablando solamente de metal y rock duro: en Colombia, posiblemente el folclor es el que más lo ha citado a lo largo de la historia; cumbias, raspas, vallenatos, salsas y hasta torbellinos hablan del diablo de una forma tan extensa y con tantas variables que toda la discografía de una banda como Black Sabbath se quedaría corta.

Cuando Alfonso Pinzón (baterista que muchos recuerdan por la agrupación bogotana Agony y quien también ha realizado giras por el mundo con la banda Día de los Muertos, original de Los Ángeles, California) me cuenta que el Festival del Diablo se ha tenido que enfrentar al hecho de no tener patrocinios porque sencillamente se apellida Del Diablo, pienso en lo lejos que aún estamos en nuestro país en cuanto a pauta. Mejor dicho: en eso de patrocinar eventos de música sin dejar de ser godos nos llevó el diablo desde hace mucho, y por más que ahora tenemos una oferta creciente y diversificada de festivales con costo y gratuitos, las marcas siguen satanizando a los públicos.

Una de las marcas que patrocina el Carnaval del Diablo tenía sus razones para no patrocinar el Festival del Diablo, aunque -guardando las proporciones- vienen siendo casi lo mismo

Y satanizando sobre todo al público del metal, del cual algunos tienen sus objeciones, pero que en todo caso siempre se ha mostrado fiel a sus gustos y como un gran consumidor no solo de música en formatos físicos y de entradas para ‘shows’, sino de ‘merchandise’ y otros productos asociados a la música, la tecnología, la educación o al sector de alimentos y bebidas.

Pinzón me cuenta que, por ejemplo, una de las marcas que patrocina el Carnaval del Diablo tenía sus razones para no patrocinar el Festival del Diablo, aunque para el propio Pinzón, y guardando las proporciones y naturales diferencias, vienen siendo casi lo mismo. Y con razón, pues ambas fiestas celebran a su modo la mitología del diablo con una buena oferta de música y de actividades adicionales en las que se vincula a la comunidad, ya sea dentro de la organización o como benefactores de la economía que se genera con su realización.

Para su tercera edición ‒que se llevará a cabo el 25 de noviembre con bandas de mucho peso en su género, como Accept (Alemania), Exodus (Estados Unidos), Samael (Suiza) o Terrorizer (Estados Unidos), y que tendrá una función previa con Apocalyptica el 19 de noviembre, en el teatro Royal Center (el ‘show’ conmemorativo de su famoso álbum debut ‘Metallica by Four Cellos’) ‒, el Festival del Diablo incluso espera poder vincular a los habitantes de La Calera. Esta es una idea que aún están intentando concretar, para volver a crecer en asistencia como lo hicieron entra la primera y segunda edición. De dos mil asistentes saltaron a cinco mil, “y este año ojalá vayan por ahí unos siete mil, la idea es seguir creciendo de manera orgánica”, manifiesta Alfonso.

Este año, según él, y como novedad, no solo esperan que más metaleros se unan a la fiesta, sino también ‘hardcoreros’ y amantes del punk. Para eso, van a tener un escenario ‘hardcore’ punk con bandas de estos géneros, el cual, sin romper la hegemonía de los sonidos más pesados y oscuros, contribuirá a darle más variedad al cartel y a ofrecerles más opciones a los ‘metalheads’ que también tienen otros gustos. Asimismo, están pensando en una zona de ‘camping’ para quienes vienen de otras ciudades.

La organización se tiene fe, su gestión sigue siendo independiente, y al momento de esta charla, no tenían un solo patrocinador. Detrás de su trabajo no hay una empresa productora, su fuerte es la selección de las bandas invitadas (pronto harán más anuncios), la venta de ‘merchandise’ original del festival y de entradas, y como en las dos primeras ediciones cerraron al alza, pues no se equivocan al tener confianza. “El nombre es en todo caso lo que más ha resonado con el público y lo que más conecta con la gente”, concluye Pinzón. “Lo que a los patrocinadores les parece una debilidad, para nosotros es nuestra gran fortaleza”.

“¡Llega a Riosucio Satanás, llega a mí!”, se escucha decir al público, y no precisamente en el Festival del Diablo, sino en el Carnaval del Diablo, en cada edición, en las cuales no solo se lleva a cabo un desfile con una escultura del diablo de más de cuatro metros de altura, sino también una carrera atlética por las principales calles del municipio, la cual se conoce como la Maratón del Diablo. A su modo, conozco historias de personas que han subido y bajado a pie hacia y desde La Calera con tal de no perderse el Festival del Diablo, lo cual pone a este evento en la ruta de convertirse también en una tradición.

CHUCKY GARCÍA

Columnistas

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA