Políticos, a terapia

Políticos, a terapia

Seguramente con una ayuda profesional y espiritual, el desempeño de nuestros políticos mejoraría

11 de junio 2017 , 04:14 a.m.

Los deportistas exitosos, que en Colombia abundan, son conscientes de que sus logros dependen del control que tienen sobre su mente.

A ellos también les pasa lo que a los demás mortales. Como a nosotros, unos días de entrenamiento fluyen con mucha energía, mientras que en otros su mente les dice: “qué pereza entrenar hoy” o ¿“yo para qué me metí en esto”? O “mañana hago el entrenamiento de hoy y el de mañana”.

Es en este punto donde la elección es simple: o gana la mente y el rendimiento baja, o se le vence al mejor estilo de Mariana Pajón, quien, al ganar su primera medalla de oro, señaló: “Es cuestión de creer que podemos, que somos más fuertes y que podemos llegar más lejos”.

Los terapistas que trabajan con deportistas saben que el mejor entrenamiento físico va acompañado de un altísimo entrenamiento mental. O se domina la mente o la mente nos domina. El mismo conocimiento tienen las prácticas espirituales como el yoga, que utiliza la meditación como herramienta para frenar el bombardeo de los más de 66.000 pensamientos que emanan de ella diariamente. La mente vive en permanente búsqueda del deseo, y una vez se satisface con uno pasa a buscar otro. Siempre está pidiendo más.

Pareciera claro que, para alcanzar grandes objetivos, en deportes y en tareas de importancia, la mente debería ser entrenada. Siendo la labor de los funcionarios públicos vital para nuestra sociedad, ¿dónde están los psicólogos y terapistas para los políticos? De eso poco se habla. El libro ‘Winners’, escrito por Alastair Campbell, asesor de Tony Blair, describe una de las pocas veces en las que su jefe no aceptó su recomendación y ocurrió cuando le propuso hacer una terapia junto con Gordon Brown. La respuesta de Blair fue: “Estoy preparado para pensar por fuera de la caja, pero tampoco tanto”. Muchos aún se preguntan qué hubiera pasado si estos dos grandes líderes, separados más por la vanidad y el ego que por sus ideales, hubieran trabajado juntos por el Reino Unido.

¿Qué pasaría en Colombia si los líderes políticos, sin prevención alguna, se sometieran a entrenamientos de su mente, a terapias individuales y, por qué no, de pareja cuando se requiera por el bien del país? ¿Qué tal si utilizaran la meditación como una práctica diaria y, sobre todo, se dijeran y nos dijeran la verdad?

Gandhi, un político por excelencia, hizo grandes transformaciones en lo público y, sin ejercer cargo alguno, nos enseñó que el hombre más rico y admirable es aquel que logra conquistar su mente, sus deseos y sus pasiones y nos dejó escrita esta herencia en su autobiografía, ‘Mis experimentos con la verdad’. Allí relata cómo, día a día, se enfrentaba consigo mismo, con su mente, y también su lucha para ser consistente y transparente, de pensamiento, de palabra y acción.

En Colombia, la mayoría de los líderes políticos son poderosos nacional o localmente, pero mientras la mente, sin entrenamiento, les maneje sus pensamientos, desearán la satisfacción del ego y no la de los colombianos. Piensen ustedes como reflexión: ¿a quién mandarían a meditación, a quién a una terapia individual, o a quiénes a una terapia de pareja?... La lista puede ser larga...

Seguramente con una ayuda profesional y espiritual, el desempeño de nuestros políticos mejoraría. Serían serenos y estratégicos. Recobrarían el sano juicio, y sin recurrir a la valeriana, Colombia tomaría otro destino.

CECILIA ÁLVAREZ CORREA

Columnistas

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA