Opiniones vs. hechos

Opiniones vs. hechos

Álvaro, guarda en tu memoria, que es prodigiosa, esa fecha: 13 de junio de 2017.

18 de junio 2017 , 03:06 a.m.

El miércoles pasado tuve un diálogo con un amigo “no creyente” en el proceso de paz, no obstante las evidencias. A continuación transcribo la referida conversación, con la debida autorización de mi amigo:

–No es posible perdonar a esos asesinos, Ceci.

–No es fácil perdonarlos, estamos de acuerdo, Álvaro. El hecho cierto es que han dejado de matar. Las cifras lo confirman. Las vidas salvadas por el cese del fuego ascienden a más de 2.640; los helicópteros que transportaban heridos de combate pasaron de llevar un promedio de 500 a uno, y en el Hospital Militar ya casi no quedan heridos de guerra.

–Lo que pasa es que siguen con las armas, Ceci.

–Las están entregando. Las Naciones Unidas son garantes del proceso, Álvaro. Analiza lo que sucedió en otros procesos de paz en el mundo. En la mayoría de ellos, “la entrega de armas” fue un punto de llegada y no de partida. El desarme se dio cuando el Estado cumplió con todas las obligaciones acordadas, y no antes. Por ejemplo, el Ira solo renunció a la violencia siete años después de firmado el acuerdo de paz. Esto, por supuesto, supuso que siguieran armados por mucho tiempo.

–Que entreguen armas está bien, el problema es que hay incredulidad justificable sobre lo que sería el desarme total, Ceci.

–El compromiso es entregar todas las armas. Y han venido cumpliendo.

–¿Y si luego aparecen caletas?

–Tendrían que responder ante la justicia ordinaria, que debería sancionarlos con todo su peso.

–Yo a ellos no les creo, Ceci.

–No les creas a ellos, Álvaro. Cree en los hechos. En los cientos de soldados que han dejado de morir. En los miles que no han perdido más piernas, ni brazos ni ojos.

–Es que han matado mucha gente inocente. Han hecho mucho daño –me dijo con indignación.

–Estamos de acuerdo. Y no queremos que eso siga pasando. Por eso la importancia de que dejen de matar, Álvaro.

–¡Estamos entregándonos al castrochavismo, Ceci! ¡Eso no lo podemos permitir! ¡Es que ahora resulta que quieren hacer política!

–¿No te parece, Álvaro, que ese es el camino para plantear los argumentos en una democracia? Es la política, y no las armas, la voz de los ciudadanos, ¿no crees?

–Yo creo en la derrota militar, no en el doblegamiento del Estado de derecho, Ceci.

–Yo creo en el Estado de derecho, y ese es el que gana con la dejación de armas y la reincorporación a la vida civil de miles de colombianos, Álvaro.

–Estuvimos a punto de eliminarlos por la vía armada, Ceci.

–Y si crees en la vía armada, ¿por qué los tuyos no prestaron siquiera el servicio militar?

–No desvíes la conversación, Ceci.

–Todo lo contrario. Es el centro del tema: la vida, que es la que está ganando. La vida de tus hijos, de tus nietos, la de todos los colombianos, que no merecemos seguir odiándonos y perpetuando rivalidades para siempre. Librar guerras con hijos ajenos no es justo.

Álvaro, guarda en tu memoria, que es prodigiosa, esa fecha: 13 de junio de 2017. Se la tendrás que enseñar a tus nietos. Si no lo haces, en el colegio lo harán. Que cuando un día los tuyos te pregunten: “¿Abuelo, tú qué hacías en el momento en que las Farc entregaron las armas después de 50 años de violencia?”, tú no tengas que decir: “Oponiéndome a que las entregaran”.

Comprendí a Álvaro y sus miedos. Sé que él también me escuchó, en el fondo sabe que las evidencias hablan por sí mismas. Ya era tarde, y el sol se ponía. Nos despedimos.

CECILIA ÁLVAREZ CORREA

Columnistas

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA