No bajen los tacos

No bajen los tacos

La empresa debe tener la disposición y hacer las inversiones necesarias para garantizar el servicio.

05 de noviembre 2016 , 10:36 p.m.

El Caribe colombiano logró contar con energía eléctrica desde finales del siglo XIX. Una planta abastecida con carbón inició en Barranquilla el alumbrado público para unas cuantas viviendas de la ciudad. Este fue el comienzo de un proceso de dotación del sistema de energía eléctrica para la región, que hoy está en gran riesgo de colapsar, de no tomarse medidas urgentes y con sentido patriótico.

Los problemas no son nuevos. Durante los últimos lustros del siglo XX, el país enfrentó el racionamiento de energía más grande de su historia, que puso en evidencia los problemas estructurales del sector eléctrico, especialmente en la región Caribe.

Esta crisis llevó a la reestructuración de dicho sector en 1994, mediante la cual se redefinió el rol del Estado y de los privados: la generación, distribución y comercialización de energía las realizaría el sector privado, para que el Estado se concentrara en las actividades de planeación, regulación, control y supervisión del servicio.

En el Caribe primero llegaron Houston Industries y Electricidad de Caracas, y se dieron por vencidos. En el año 2000 llegó Unión Fenosa. En el 2009 llegó Gas Natural, tras su fusión con Unión Fenosa. Pero durante estos años, una serie de problemas estructurales persistieron: la estructura tarifaria no competitiva, la regulación no ajustada a la realidad de la región, el robo de redes y la falta de pago por parte de los usuarios. En el año 2002 llegó la crisis.

Fueron muchos los esfuerzos del Gobierno Nacional, los gobiernos locales y la empresa por alcanzar la estabilidad financiera y operativa requerida para prestar un buen servicio. Hoy, luego de décadas, seguimos sin llegar a soluciones definitivas.

La situación actual es insostenible y se convirtió en una pelea de tres: Por una parte, los 2,6 millones de usuarios, que padecen cortes diarios del servicio y que en su conjunto adeudan a la empresa 3,9 billones de pesos. Por otra parte, la empresa, que dice que está en estado de insolvencia y acude a arbitrajes internacionales para que el Estado le pague lo que le adeuda, y el Estado, que alega que la empresa no ha cumplido con sus planes de expansión, indispensables para la prestación del servicio y que presenta cifras positivas sobre el patrimonio y el ebitda del conglomerado a nivel mundial.

La crisis es de tal magnitud que en las últimas semanas la empresa ha tenido dificultades para cumplir a tiempo con los pagos y, en algunos casos, la provisión de garantías para cubrir la energía que compra en la bolsa.

Evidentemente, la solución no será sencilla. Lo que sí es claro es que la empresa debe tener la disposición y hacer las inversiones necesarias para garantizar el servicio. Los gobiernos nacional y local deben adoptar medidas necesarias para garantizar que no se vuelva a repetir la acumulación de deudas y que se pueda controlar el fraude de todos los estratos, del 1 al 6.

Y los usuarios: no hay propósito nacional que podamos alcanzar con los ciudadanos como espectadores, sin asumir un rol activo frente a las soluciones. Tenemos que asumir nuestro rol: veeduría, control, pero también pagar las tarifas y dejar de robar redes.

No dilatemos más esta solución, no más reuniones, y a asumir el compromiso de una vez por todas de tomar las medidas necesarias.

CECILIA ÁLVAREZ CORREA

Columnistas

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA