Cómo entecar a un papa

Cómo entecar a un papa

Hay que pedirle excusas por los martirios que va a pasar en Colombia por culpa de nuestra charrera.

06 de septiembre 2017 , 12:00 a.m.

Hoy miércoles llegará el Papa de Roma, y, según anuncian los inciertos noticieros, lo hará con una precisión sorprendente, definida en días, horas, minutos y segundos. Si llega con esa precisión será, posiblemente, el milagro que no logramos nosotros: que nuestros vuelos salgan y lleguen a tiempo.

De antemano, hay que pedirle excusas por los martirios que va a pasar en Colombia por culpa de nuestra charrera, provincianismo, mal gusto y nuestra tradicional búsqueda de indulgencias con avemarías ajenas. Buscarán explotarlo comercial y políticamente.

Cuando ponga el pie en el suelo colombiano, béselo o no lo bese, el santo padre tendrá que enfrentar la miríada de artesanías que se han fabricado para conmemorar su presencia, o las reliquias (ciertas o made in China), con la perentoria solicitud de que las bendiga.

Sería una bendición que Francisco no se asustara al pasar cerca de la torre que reproduce su imagen iluminada, día y noche. También deberá cuidarse del galopar de su corazón cuando vea su imagen reproducida en fotografías, tamaño natural, rodeada de turistas que se toman selfis con ellas. A propósito de cámaras, miles de ellas estarán asediándolo para alimentar el ego, de personas y medios. ¿Hará Felipe otra película taquillera?

¿Y qué decir de las multitudes en búsqueda de la bendición o el apretón de manos? Muchos irán a verlo de buena fe, otros serán los noveleros de siempre, varios serán llevados en andas y bastantes con viáticos públicos (un solo municipio dice enviar 800 empleados). Ya le tienen encerronas de niños simples, niños actores, niños cantores y bailadores. Está bien lo de “Dejad que los niños vengan a mí”, pero, ¿haciendo el ridículo por la egolatría de los adultos que los utilizan?

A pesar de toda esta confusión que le estamos aportando a su viaje, que distrae, enturbia y oscurece las buenas intenciones de Francisco, estoy seguro de que él cumplirá sus propósitos

¿Podrán el Papa o sus secretarios de prensa aguantar las columnas de opinión que le dan consejos e información? (como esta, que espero no lean). ¿Resistirá el padre Francisco estar tan rodeado de publicidad, empezando por las escaleras de avión, que ya se entrometieron invasoras del palacio presidencial? ¿Qué dirá de tantas pancartas y avisos de prensa de patrocinadores que él no necesita? Pero él debe de saber que tenemos que cambiar nuestra manera de practicar la religión, como si fuera la magia. Esa que le pide a Dios que intervenga para cambiar la realidad.

Trajeron a la Virgen de Chiquinquirá para acompañarlo. Los periodistas también dicen que lo van a acompañar. Espero que le puedan explicar, si ya no lo sabe, la división y el odio atávico que existen entre nosotros. Que le digan por qué, más que los ateos y agnósticos, una parte de los colombianos no desea su viaje. Aquellos tienen miedo a los mensajes de paz que pueda traer, a la crítica que pueda hacer sobre la pobreza y la marginación a la que unos colombianos han condenado a otros, al valor que pueda dar a la vida por encima de cualquier otro interés. Miedo a que ponga en entredicho las campañas de odio y nos obligue a desarrollar una esperanza de paz.

A pesar de toda esta confusión que le estamos aportando a su viaje, que distrae, enturbia y oscurece las buenas intenciones de Francisco, estoy seguro de que él cumplirá sus propósitos, dentro de los límites humanos que la naturaleza nos impone. Espero que, gracias a su ejemplo, en algo cambie las ideas, normas y acciones de los colombianos, que bastante descarriados van de lo que entendíamos como la esencia de la religión católica cuando nos la enseñaron.

Francisco le recuerda a este ateo que escribe al mentor y amigo que tuvo en su juventud que vivió para “dar testimonio de Cristo”. Fue perseguido y murió sin pegar un tiro, sin que lo entendieran. ¿Era otra Iglesia?

CARLOS CASTILLO CARDONA

Columnistas

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA