El largo camino hacia la paz

El largo camino hacia la paz

Necesitamos urgentemente en Colombia cohesionar la sociedad e integrar el territorio. Algo que debe intentarse una vez se vote el plebiscito, con un sentido de continuidad en el tiempo.

02 de septiembre 2016 , 08:45 p.m.

El 21 de noviembre de 1942, Alberto Lleras Camargo conmemoraba en las páginas de El Liberal el cuadragésimo aniversario de la firma, en el acorazado Wisconsin, de la marina estadounidense, del tratado de paz entre conservadores y liberales que puso fin a la guerra de los Mil Días.

El artículo se titulaba ‘Cuarenta años de paz’. Lleras celebraba que en Colombia se hubieran vivido cuarenta años sin guerra civil. Era claro que en esos cuarenta años había habido atropellos, delitos, errores y perturbaciones del orden público, pero la paz no se había roto. “Ni los insensatos, ni los aprovechadores del desorden ni los enemigos de la conciliación nacional han logrado quebrantar esa suprema promesa”. Y más adelante escribía: “La paz no es una lotería favorable y continua por cuarenta años. Es una resolución nacional definitiva. No hay nada en ella de azar, ni de capricho. Sino inteligencia y determinación irrevocable”.

No obstante la celebración y la advertencia de que “cualquier dolor político era tolerable comparado con el sufrimiento nacional de una sublevación armada”, esa paz que Alberto Lleras consideraba inquebrantable se quebró unos pocos años más tarde, cuando estalló la violencia partidista tras el asesinato de Jorge Eliécer Gaitán el 9 de abril de 1948. Violencia que nos condujo a la dictadura militar en los años cincuenta, al Frente Nacional –acordado por Lleras y Laureano Gómez para eliminar la matanza de liberales y conservadores– y, posteriormente, al surgimiento de la guerrilla de las Farc hace un poco más de cincuenta años.

Setenta y cuatro años más tarde tenemos un nuevo acuerdo de paz. Esta vez no como consecuencia de una guerra civil, sino de un conflicto armado prolongado. Y hay una imperiosa exigencia para los colombianos: buscar por todos los medios posibles que la paz realmente dure y dure por siempre y no solamente cuarenta y tantos años. Como lo afirmaría Alberto Lleras, este debería ser un “propósito nacional definitivo”. Para conseguirlo no basta con votar Sí en el Plebiscito del 2 de octubre. Se requiere mucho más.

El acuerdo para poner fin al conflicto armado marca un derrotero para integrar a las Farc a la vida civil y para que en Colombia las Fuerzas Armadas y la Policía ejerzan el monopolio de las armas. Eso es fundamental para que se pueda hablar de un Estado moderno en Colombia. Pero hay que añadirle muchos otros elementos, que deberían formar parte de un gran proyecto común de largo plazo, de un proyecto colectivo para trabajar por el país y por la sociedad en la cual aspiramos a vivir y a progresar sin violencia todos y cada uno de los colombianos.

En un libro que comenté hace unos años en esta columna, Felipe González afirmaba, para el caso español, que el proyecto político debería ser capaz de interesar a todos, “de comprometer a la gran mayoría en todos los territorios, aunque sus votos reflejen la pluralidad de las ideas y de los intereses en juego, sin negar la diversidad de identidades” ('En busca de respuestas-El liderazgo en tiempos de crisis', Random House, 2014).

Necesitamos urgentemente en Colombia cohesionar la sociedad e integrar el territorio. Algo que debe intentarse una vez se vote el plebiscito, con un sentido de continuidad en el tiempo. Cohesión alrededor de principios fundamentales como el funcionamiento eficiente de la justicia, el pago de impuestos, la lucha contra la desigualdad y la pobreza, el cambio en las costumbres políticas, la estabilidad y el progreso.

Al país no le esperan días fáciles. Pero se ha dado un paso muy importante, que es el primero en el camino hacia la paz si es que vamos a recorrerlo con “determinación irrevocable”.

Carlos Caballero Argáez

Columnistas

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA