Para visualizar correctamente nuestro portal debes activar Javascript en tu equipo.


Revisa en tu configuración que el javascript esté activado

Recarga la página para poder visualizarla

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

¡Caimaneros de Colombia, uníos!

Lunes 27 de febrero de 2017
Columnistas
Andrés Hurtado García

Andrés Hurtado García

¡Caimaneros de Colombia, uníos!

Es imperativo que el Ministerio de Ambiente cree el Comité Técnico del Caimán. Este logro pondría en práctica los propósitos de la Cumbre del Clima de París.

0

compartidos

Qué bello sería, todos unidos alrededor de un animal tan hermoso y poderoso, y que la fuerza de la naturaleza uniera la sabiduría acumulada de los hombres.

En Colombia tenemos dos especies de cocodrilos, llamados caimanes: el de la Costa, que es el 'Crocodylus (así se escribe) acutus' y el de los Llanos, el 'Crocodylus intermedius'.

Los primeros en liberar caimanes en la Costa, y por lo tanto los salvadores de esta especie, son los biólogos Giovanny Ulloa y su esposa, Clara Lucía Sierra. A lo largo de 12 años han liberado 2.530 animalitos de un metro de longitud, 3.500 huevos próximos listos a eclosionar y 4.300 huevos fértiles para que siguieran su ciclo normal. Esta inmensa labor se ha llevado a cabo en los manglares de la bahía de Cispatá.

El cocodrilo de los Llanos es una especie en peligro de extinción. La Fundación Palmarito, de Jorge Londoño y cuyo director es Alejandro Olaya, se propuso salvar la especie y para ello trajeron a un reconocido experto mundial en cocodrilos, el español Rafael Antelo, y gracias a su amor al Llano, a la fauna y a Colombia la Fundación ya ha logrado el cometido, el cocodrilo del Llano está salvado.

El grupo de Jorge Londoño, luego de completos estudios sobre las condiciones ideales para la liberación, hizo la primera, de 21 ejemplares, en el río Tomo, afluente del Orinoco, el 25 de mayo.

La segunda, de 12 ejemplares, se llevó a cabo en una laguna del Hato La Aurora, Casanare, el 13 de diciembre. La tercera fue en el río Tomo, el 2 de febrero del 2016. Y seguirán más.

La Universidad Nacional liberó 4 ejemplares en noviembre en el río Losada, en el Parque Nacional de la Macarena, en el Meta; caimanes que forman parte de los que tiene en cautiverio en la estación Roberto Franco, de Villavicencio.

La de la Universidad Nacional fue la segunda liberación del cocodrilo de los Llanos, habiendo sido la primera la de la Fundación Palmarito, que cuenta con el apoyo de la cadena hotelera GHL, Corporinoquia, la Gobernación del Casanare, Parques Nacionales, el Ministerio de Ambiente, Ecopetrol, Patrimonio Natural y la WCS.

La Fundación tiene un hato en los Llanos donde, en estado de libertad, abunda la fauna silvestre, que va desde reptiles, mamíferos, aves y felinos hasta enormes anacondas.

Además de la “pasión” por el cocodrilo, la Fundación Palmarito recorre los playones de los ríos del Llano para salvar de sus muchos depredadores los huevos de las tortugas.

Con todas las experiencias e investigaciones acumuladas de Giovanny y Clara Lucía Sierra, el inmenso saber del experto mundial Rafael Antelo al servicio de la Fundación Palmarito, y los aportes y estudios de los científicos de la Universidad Nacional, es imperativo que el Ministerio de Ambiente cree el Comité Técnico del Caimán, y que esté integrado por el propio Ministerio, Parques Nacionales, la Universidad Nacional, el Instituto Humboldt,

Corporinoquia, la Gobernación de Casanare, la Fundación Palmarito y Cormacarena. Este logro pondría en práctica los propósitos de la Cumbre del Clima de París. ¡Ánimo, caimaneros!

ANDRÉS HURTADO GARCÍA

COLUMNISTAS

Ver todos

Publicidad

MÁS NOTICIAS

Temas relacionados a esta noticia

ÚLTIMAS NOTICIAS

Publicidad

Publicidad